Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Administración Trump acusa a Alemania de devaluar "manifiestamente" el euro

La nueva Administración de Estados Unidos ha acusado directamente a Alemania de infravalorar "manifiestamente" el euro con el objetivo de obtener ventajas competitivas frente a sus principales socios comerciales, entre los que se incluye el país norteamericano.
En declaraciones a 'Financial Times', el director del Consejo Nacional de Comercio de EEUU, Pete Navarro, ha indicado que Alemania está explotando a Estados Unidos y a otros países de la Unión Europea (UE) con un "marco alemán implícito" --en referencia a la divisa comunitaria-- que está "manifiestamente devaluado".
Por ello, Navarro afirma que Alemania es "un gran obstáculo" en la consecución del tratado transatlántico de libre comercio entre Estados Unidos y la UE, conocido como TTIP.
"Un gran obstáculo para considerar el TTIP como un acuerdo bilateral es Alemania, que continúa explotando a otros países de la UE, así como a los Estados Unidos, con un 'marco alemán implícito' que está muy infravalorado", escribió Navarro en un correo electrónico remitido a la cabecera británica, para añadir que el "desequilibrio estructural alemán" en el comercio con el resto de la UE y EEUU "subraya la heterogeneidad económica" del bloque comunitario.
MERKEL NIEGA QUE ALEMANIA PUEDA INFLUIR EN LA COTIZACIÓN DEL EURO
En respuesta a las declaraciones de Navarro, la canciller alemana, Angela Merkel, ha aseverado durante un acto celebrado en Estocolmo que Alemania "no puede influir" en la cotización de la divisa comunitaria.
"Alemania es un país que siempre ha reclamado al Banco Central Europeo (BCE) que establezca una política monetaria independiente, igual que hizo con el Bundesbank antes de la existencia del euro", ha señalado Merkel en una comparecencia conjunta con el primer ministro de Suecia, Stefan Lofven, recogida por Reuters.
"Por esto, no podemos influir en el comportamiento del BCE y como resultado, no puedo y no quiero que la situación cambie", ha añadido Merkel.
Por otra parte, el Ministerio de Finanzas de Alemania ha declinado comentar el asunto. "No comentaremos cuestiones relacionadas con esto", indicó una portavoz del ministerio teutón.