Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acerinox aborda su junta con buena previsión de resultados, dividendo en cash y el fichaje de 4 consejeras

La empresa ratifica su confianza en la planta de Gibraltar y se muestra expectante ante una posible desaceleración de la economía china
Acerinox celebra mañana su junta general de accionistas en un entorno marcado por la mejora del negocio y los avances en la política de gobierno corporativo, lo que se aprecia en aspectos como su previsión de que 2017 se cierre con un incremento de los resultados, la recuperación del dividendo en efectivo y la incorporación de cuatro mujeres como consejeras independientes.
Sobre estos aspectos informaron el presidente de la compañía, Rafael Miranda, y el consejero delegado, Bernardo Velázquez, en un encuentro con periodistas, en el que además detallaron el contenido de la junta de accionistas y repasaron la evolución de los negocios.
Velázquez resaltó los "buenos resultados" del primer trimestre, en el que el grupo ganó 98 millones frente a pérdidas de 8 millones en el mismo periodo de 2016, y la capacidad del grupo para "aprovechar el bueno momento del mercado", una vez superada la "crisis de materias primas" de 2015.
La empresa opera en un entorno de mejora de los márgenes, recuperación de precios e incremento del consumo de acero inoxidable. Estos factores hacen prever que el año se cierre con unos resultados "sensiblemente mejores que los del año pasado", afirmó Velázquez, quien no quiso ofrecer cifras concretas.
Una muestra de la mejora del negocio es la decisión del consejo de administración de plantear a los accionistas la distribución, por primera vez en cuatro años, del dividendo en efectivo, frente al 'scrip dividend' de anteriores ocasiones. En julio, repartirá 0,45 euros por acción.
La empresa, que a partir de 2017 y hasta 2019 contará con PwC como auditor conforme a lo ya acordado en la junta de 2016, someterá además al visto bueno de los accionistas el nombramiento como consejeras de Laura Abasolo, Laura González Molero, Ros María García Piñeiro y Marta Martínez Alonso, con lo que cumplirá tres años antes de lo previsto el objetivo de que al menos el 30% del consejo corresponda en 2020 al género menos representado.
"Estamos orgullosos de reclutar a mujeres con un gran perfil profesional y experiencia acreditada, lo que permitirá reforzar el consejo", afirmó Miranda, quien explicó que, con la incorporación de las consejeras, el grupo de vocales independientes ascenderá a ocho, frente a los quince componentes del órgano rector.
ECONOMÍA CHINA.
Tanto Mirando como Velázquez coincidieron en que una de las principales incertidumbres para la evolución del negocio pasa por la posible desaceleración de la economía china. En todo caso, los directivos aprecian "un crecimiento sano, moderado y constante en todos los mercados", no solo a nivel regional, sino también por segmentos de demanda.
En todo caso, el consejero delegado apeló a la importancia de que las autoridades europeas defiendan al sector frente a la "competencia desleal" de las importaciones chinas y advirtió de que un incremento de las exigencias medioambientales a los productores europeos puede tener el efecto contrario al deseado, ya que podría provocar una "fuga de carbón" consistente en el cierre de fábricas europeas y, en última instancia, en un incremento de las emisiones globales de CO2.
Velázquez también indicó que el sector ha tenido que "absorber un tsunami de producción china" y que aún existe una sobrecapacidad procedente de este país.
FÁBRICA DE GIBRALTAR.
Sobre la fábrica de Acerinox en Campo de Gibraltar, tanto el consejero delegado como el presidente de la empresa coincidieron en su importancia estratégica, ya que es el centro de referencia para el suministro de acero inoxidable a Europa, que es a su el mercado más importante para la empresa junto al de Estados Unidos.
"Obviamente, la fábrica Europa de Acerinox tendrá inversiones importantes", afirmó Miranda, mientras que Velázquez señaló que "la idea es tener una fábrica puntera y disponer de nuevos proyectos". La instalación ha recibido inversiones por importe de 50 millones anuales en los últimos años.
A finales de este año, la empresa tiene prevista la entrada en funcionamiento de los nuevos equipos de Acerinox Europa, consistente en una nueva línea de recocido y descapado, así como un tren de laminado en frío. En total, la inversión habrá ascendido a 140 millones.
COSTE DE LA ENERGÍA.
Por otro lado, Miranda insistió en la importancia del coste de la energía para la competitividad de la empresa. Este problema, señaló, afecta al conjunto de Europa, que debe competir con Estados Unidos y China, donde este insumo es un 30% más barato.
El presidente de la empresa se mostró partidario de que la factura eléctrica recoja exclusivamente los costes de la producción y distribución de electricidad, de que el resto de los costes se "diluyan" mediante su asunción en parte por los Presupuestos Generales del Estado y de que las industrias españolas dispongan de unos precios y mecanismos relacionados con la emisión de CO2 que le permita competir con otros países europeos.