Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abanca inaugura este jueves su nueva sede de Madrid que apuesta por la apertura y la innovación

Abanca inaugura este jueves a las 20 horas su nueva sede de Madrid que apuesta por la apertura, la innovación y la eficiencia en un nuevo centro que permitirá impulsar en la entidad una nueva forma de trabajar, más "flexible, ágil y colaborativa" entre sus trabajadores y clientes.
"Aquí el puesto fijo será el 'surface' o la computadora y será un entorno en el que no habrá cables y será un lugar 'paper-less', donde solo utilizaremos el papel estrictamente necesario que todavía obligan algunos procedimientos", ha indicado su vicepresidente Juan Carlos Escotet durante la presentación.
Innovación, eficiencia y una organización espacial totalmente abierta son las principales características que definen el inmueble, un edificio singular ubicado en el número 4 del paseo de Recoletos, proyectado a finales del siglo XIX como casa-palacio del empresario y filántropo gallego Ramón Plá Monje, que ha sido reformado íntegramente.
Su vicepresidente, Juan Carlos Escotet, ha afirmado que "este cambio ha sido capaz de producir una reforma enorme en la forma de trabajar y de aproximarse al cliente y al futuro". Además, ha asegurado que "la fuerte palanca tecnológica servirá para atender de una manera mucho más eficiente a los clientes".
"Hay un concepto fundamental que es el de abierto, no solamente en el espacio en el que trabajamos, sino abierto al cliente, a la digitalización, a la eficiencia", ha añadido Escotet.
También ha indicado que quieren lograr que "a través de la herramienta tecnológica permita una mayor eficiencia en línea con la modernidad y una especialización que favorezca los espacios sobre todo hacia los clientes facilitando una mayor movilidad", ya que según Escotet, estos son el "centro" de todas sus actuaciones que realizan.
El centro, que posee una superficie de 3.700 metros cuadrados distribuidos en cinco plantas, bajo, sótanos y garajes, concentrará los servicios y empleados de Abanca en la capital del país.
En la planta menos 1 se sitúa la oficina comercial y en la planta baja, el centro de negocios. El edificio también cuenta con un espacio para Mercados con el objetivo de potenciar las áreas de Tesorería, Distribución y Mercados de Capital del banco. Los espacios para empleados se concentran entre las plantas primera y cuarta.
"Hemos querido plasmar en este edificio nuestro proyecto, nuestra manera de hacer las cosas y de relacionarnos con nuestros clientes a través de un concepto sencillo que entendemos que nos define: abierto. Abierto es el espacio, abierta es nuestra orientación al cliente, al futuro, a la digitalización, a la eficiencia, a la modernización, a la especialización", resaltó el vicepresidente de Abanca.
INNOVACCIÓN TECONOLÓGICA
El edificio está dotado con los medios tecnológicos más avanzados y una arquitectura interior en la que priman los espacios abiertos y funcionales ya no tiene despachos tal y como se conocen comúnmente, sino que son espacios con criterios de eficiencia y sostenibilidad medioambiental.
Por medio de los recursos tecnológicos, cada empleado podrá elegir su espacio de trabajo en cada momento según sus necesidades y estará permanentemente conectado a través de dispositivos móviles, ya que no habrá un despacho asignado.
"Para Abanca, Recoletos es el laboratorio de pruebas de las prácticas de Capital Humano para transformar nuestro modelo de trabajo. Perseguimos una forma de trabajar ágil, colaborativa, flexible, eficiente y empática que permita ofrecer una atención completa al cliente", ha subrayado el consejero delegado, Francisco Botas.
La nueva sede, que ha tenido una inversión para la reforma de 48 millones de euros, ya ha recibido la calificación 'Muy Buena' del sello internacional Breeam que califica los proyectos y su ejecución desde el punto de vista medioambiental y de sostenibilidad.
Con esta nueva sede, Abanca quiere promover en la entidad un cambio sustancial en la forma de trabajar --entre los 156 trabajadores que realizarán su labores en el edifico--, a través de entornos que favorecen la flexibilidad, con espacios más colaborativos y ágiles en la toma de decisiones. Está previsto que esta transformación se extienda progresivamente al resto de sedes del banco.
"Nuestra forma de trabajar va a ser ágil, dinámica, colaborativa, eficiente, con empatía hacia los clientes, buscando nuevas formas de trabajar, con una banca sostenible basados en esa innovación tecnológica y financiera", ha apostillado el consejero delegado de Abanca, Francisco Botas.
INCREMENTO DE LA DIGITALIZACIÓN
Abanca da un paso más en su apuesta por la digitalización y la innovación. El banco se ha posicionado como una de las entidades financieras españolas más innovadoras y con un mayor desarrollo de los canales y servicios online y móviles avanzando en el número de clientes sin olvidar la usabilidad, la seguridad y la accesibilidad.
La entidad realiza más del 93 por ciento de las interacciones con clientes a través de canales no presenciales. El 56 por ciento de los clientes de Abanca elige para su operativa habitual la banca online o móvil de la entidad, con un incremento en los últimos seis meses de 65.000 clientes en el uso de servicios de banca electrónica de particulares por Internet o móvil.
La banca móvil de Abanca supera los seis millones de accesos al mes, el triple que hace dos años. Esta aplicación es valorada por sus usuarios con una nota media de 9 sobre 10 en satisfacción con el servicio, por su facilidad de acceso, rapidez de ejecución de operaciones y seguridad.