Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El túnel del AVE a Francia va a liquidación y queda en manos de los Estados español y francés

ACS y Eiffage se retiran de la concesión quebrada
El túnel que conecta España y Francia por AVE quedará en manos de los Estados de España y Francia, dado que la empresa privada que lo gestiona, participada por ACS y Eiffage, no ha superado el concurso de acreedores e irá a la liquidación al no lograr acuerdo con los bancos para reestructurar su deuda de 557 millones de euros.
Así lo anunciaron hoy las dos constructoras después de constatar el rechazo de la banca al plan de rescate que propusieron para la infraestructura durante la junta de acreedores celebrada a primera hora de la mañana.
Al no lograr el respaldo de los bancos, el Juzgado de lo Mercantil de Girona declarará la liquidación de la sociedad, con lo que ACS y Eiffage dejarán la gestión del túnel en manos de los Estados español y francés, quienes, no obstante, asumirán los trabajadores de la infraestructura.
TP Ferro, la sociedad a través de la que las constructoras construyeron y gestionan el túnel, asegura haber "intentado hasta el último momento refinanciar la concesión explorando todas las soluciones posibles".
ACS y Eiffage, a través de TP Ferro, se adjudicaron en 2003 el contrato de construcción y posterior explotación del que constituyó el primer tramo de AVE transfronterizo, además de una de las mayores obras mundiales de ingeniería civil. La conexión, que supuso una inversión de 1.000 millones de euros, es un tramo de AVE de 44,4 kilómetros de longitud, de los que 8,3 kilómetros corresponden a un túnel bajo los Pirineos.
((HABRÁ AMPLIACIÓN))