Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(AM.)El Gobierno prevé un crecimiento "estable" del PIB del 2,5% hasta 2019 y una tasa de paro del 12,8%

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes la actualización del cuadro macroeconómico para el periodo 2016-2019, que remitirá a Bruselas la próxima semana y que prevé un crecimiento medio de la economía española del 2,5% hasta el año 2019, con una tasa de paro que bajará al 12,8% a finales de ese año, cuando se superará la barrera de los 20 millones de ocupados.
Así lo ha anunciado el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en el que se ha aprobado la actualización del cuadro macroeconómico, que actualiza el proyecto provisional remitido a Bruselas el pasado 15 de octubre.
En concreto, el Ejecutivo ha revisado al alza la previsión de crecimiento del PIB, hasta el 3,2% en 2016 y el 2,5% en 2017, lo que permitirá recuperar a mediados del próximo año el nivel de renta previo a la crisis, y contempla un crecimiento "perfectamente realizable" del 2,4% tanto en 2018 como en 2019.
Guindos ha asegurado que las proyecciones aprobadas son "prudentes", ya que el Gobierno trata de que "posteriormente la realidad sobrepase para bien las proyecciones" incluidas en el cuadro macroeconómico, tal y como ocurrido en los últimos años, si bien lo "más importante" es la previsión de sobrepasar los 20 millones de ocupados en 2020.
Asimismo, ha explicado que estas estimaciones se sustentan en una evolución "moderada" del consumo privado, una evolución "positiva" de la formación bruta de capital fijo, la aportación de los equilibrios macroeocnómicos de la economía y la evolución "positiva" del sector exterior.
Así, el Gobierno augura un crecimiento económico medio "estable" del 2,5% en el próximo trienio, basado en un patrón de crecimiento "más equilibrado" entre la demanda interna y la externa. El PIB nominal crecerá un 3,9% este año y un 4% los tres años siguientes.
El ministro ha indicado que el Gobierno remitirá a Bruselas la próxima semana la actualización del cuadro macroeconómico, si bien hará una exposición "detallada" del mismo en la reunión del Eurogrupo del mismo.
INFLACIÓN DEL 1,5% Y ESTABILIZACIÓN DEL CONSUMO PRIVADO
La actualización del cuadro macroeconómico se basa en una estimación de una inflación "muy reducida", de en torno al 1,5%, y el mantenimiento del superávit externo de la balanza de pagos en torno al 2% en 2016, que se mantendrá en ese valor en los años sucesivos.
Por su parte, el crecimiento del consumo privado se reducirá del 3,4% de este año, al 2,7% en 2017, y al 2,5 y el 2,4% en 2018 y 2019, mientras que la inversión se mantendrá en tasas próximas al 3,5% desde 2017, con una contribución positiva tanto de los bienes de equipo, como de la construcción.
Igualmente, el Ejecutivo estima que las ventas de bienes y servicios españoles al exterior crecerán durante todo el periodo a tasas cercanas al 6%, al tiempo que el ritmo de crecimiento de las compras al exterior se estabilizará también por debajo del 6%, en consonancia con la evolución de la demanda interna.
Durante estos cuatro años, la economía española registrará una capacidad de financiación con respecto al resto del mundo se mantendrá por encima del 2% del PIB, y la deuda español a 10 años se situará en el 1,7% del PIB este año, del 1,9% en 2017 y se incrementará al 2,2% y al 2,5% en 2018 y 2019.
El Ejecutivo ha diseñado estas previsiones con una serie de supuestos, entre los que se encuentra que el precio del petróleo (barril de Brent) será de 43 dólares en 2016, de 50,2 en 2017 y de 52,4 en 2018 y 2019. Los tipos de interés a corto plazo (Euríbor a tres meses) son del -0,3% para todos los ejercicios, y los de largo plazo (deuda pública a 10 años) son del 1,7% este año, 1,9% en 2017 y 2,2% y 2,5% en 2018 y 2019.
También basa el crecimiento medio de la economía español de un 2,5% en el supuesto de que la economía mundial crecerá una media del 3,5% en el periodo y la eurozona un 1,5% en 2017, un 1,7% en 2018 y un 1,8% en 2019.
PARO DEL 12,8% EN 2019, CON MÁS DE 20 MILLONES DE OCUPADOS
Además, el Ejecutivo prevé la creación de casi dos millones de empleos en el periodo 2016-2019, lo que permitirá superar los 20 millones de ocupados en cuatro años, un objetivo también "perfectamente factible", que reducirá la tasa de paro hasta el 12,8% a finales de 2019.
Esto supone 8,1 puntos menos que la tasa actual y situaría el porcentaje de parados sobre población a activa en el nivel más bajo desde el inicio de la recesión, en la que se llegó a alcanzar un paro del 26,9% a finales del año 2013, ha recordado De Guindos.
Así, la tasa de paro se reducirá de forma progresiva, unos dos puntos por año. En concreto, bajará al 18,4% este año, ejercicio que finalizará con 4,2 millones de desempleados en términos de EPA y 18,64 millones de ocupados, y bajará al 12,8% en 2019, cuando el número de desempleados se situará en 2,9 millones y el de ocupados sobrepasará la barrera de los 20 millones.
Estas cifras se alcanzarán con una evolución de la creacion de empleo que mantendrá un ritmo de crecimiento medio anual próxio al 3% este año y en torno al 2,5% en los tres ejercicios siguientes en términos de contabilidad nacional.