Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La AIReF ve unos PGE con una verosimilitud "mucho mayor" que en los últimos años

No ve "realista" la distribución de los objetivos de déficit y pide que sea haga más "creíble"
El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá, ha afirmado este viernes que los Presupuestos para 2017 tienen un grado de verosimilitud "mucho mayor" que en los últimos años, y aunque ve "factible" el cumplimiento del objetivo del 3,1% de déficit para este año, no ve "realista" la distribución de las metas por subsectores, al ser "muy exigentes" para la Administración Central y la Seguridad Social.
Así lo ha señalado Escrivá durante su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos en el Congreso, en la que ha presentado el informe de la Autoridad Fiscal sobre las cuentas públicas de 2017, que considera "prudente" la estimación de crecimiento del 2,5% del Gobierno y "factible", pero "ambicioso y exigente", el objetivo de déficit del 3,1% comprometido con Bruselas para este ejercicio.
Escrivá ha explicado que la política fiscal en 2016 fue "ligeramente expansiva" y que conforme a las proyecciones fiscales y económicas recogidas en el proyecto de Presupuestos de este año habrá una política fiscal "neutra" o "ligeramente expansiva" este año.
Respecto al saldo del conjunto de las administraciones públicas, la AIReF considera "factible", pero "ambicioso" y "exigente", el cumplimiento del objetivo del 3,1% de déficit, ya que el crecimiento de los ingresos tributarios, la disminución de la carga financiera de la deuda pública y una política contención del gasto "deberían permitir realizar parte del ajuste".
Según la AIReF, los objetivos de ingresos son "ambiciosos" y presentan incertidumbre asociada a la volatilidad económica, mientras que la estimación del gasto tiene "mucha menos incertidumbre" y ésta es "pequeña".
PIDE REVISAR LA DISTRIBUCIÓN DEL DÉFICIT.
"Nos hemos encontrado con un conjunto de PGE con un grado de verosimilitud mucho mayor de lo que hemos visto en los últimos años", ha apostillado Escrivà, quien ha advertido no obstante que los objetivos de déficit para la Administración General del Estado y para la Seguridad Social son "muy exigentes", mientras que el año pasado se fue más riguroso con las comunidades autónomas.
En este sentido, ha dicho ver "conveniente" que se inicie una discusión en este sentido para que la fijación de objetivos se realice de forma "más sustantiva" y sea más "realista y creíble", puesto que algunos objetivos "no son realistas" y eso hace que "la ley o se termina no cumpliendo o se aplica de forma laxa", provocando que la Autoridad Fiscal más tarde pida medidas correctivas o coercitivas.
DESAJUSTES EN LA PREVISIÓN DE INGRESOS
Respecto a los ingresos del Estado, ha señalado que las proyecciones recogidas en los PGE son "factibles", aunque hay "algunos desajustes", ya que en IRPF se recoge una aceleración en las previsiones de recaudación, si bien en las estimaciones de la Airef se "sale de las bandas", porque no tendrá ganancias cíclicas, por lo que ve una proyección "algo optimista en los presupuestos".
Por el contrario, cree que la previsión de recaudación de IVA realizada por el Gobierno es "muy realista", incluso "algo prudente" y la de Sociedades es "ajustada", por lo que concluye que por el lado de los recursos se debería "estar en línea con lo presupuestado o ligeramente por debajo, pero no de forma destacada como ejercicios anteriores".