Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La disminución de la función pulmonar se acelera con la menopausia

Investigadores de la Universidad de Bergen (Noruega) han observado que la disminución progresiva de la función pulmonar que se produce con la edad se acelera en las mujeres con la menopausia, según los resultados de un trabajo publicado en la revista 'American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine'.
Su estudio incluyó a 1.438 mujeres de 25 a 48 años participantes en un estudio europeo de salud respiratoria que incluía un seguimiento durante 20 años. Ninguna tenía menopausia al inicio del estudio pero la mayoría pasaron por esa etapa en ese periodo.
En concreto, han visto que marcadores pulmonares como la capacidad vital forzada (FVC, en sus siglas en inglés), que mide el máximo volumen de aire espirado, o el volumen espiratorio forzado (VEF1), que equivale al volumen de aire exhalado del pulmón, disminuyen más rápido en esta etapa más rápido que lo que cabría esperar con el envejecimiento.
De hecho, la disminución de la FVC es comparable a la que se produce por fumar 20 cigarrillos al día durante 10 años, mientras que la disminución del FEV1 era comparable a fumar 20 cigarros diarios durante dos años.
Además, el descenso más pronunciado de la FVC que del FEV1 muestra que la menopausia es más probable que cause problemas respiratorios restrictivos (que dificultan la expansión completa de los pulmones al inhalar, en lugar de obstructivos como la EPOC, que hace que sea difícil exhalar el aire de los pulmones.
El investigador Kai Triebner, principal autor de este trabajo, reconoce que con independencia de los problemas respiratorios derivados esta pérdida de función pulmonar "puede causar una mayor pérdida de aliento, menos capacidad de trabajo y cansancio".
"Las mujeres viven mucho más tiempo, muchos años más allá de la menopausia, y nuestro estudio muestra la importancia de mantener una buena salud respiratoria mucho después de esta etapa", asegura Triebner, que aclara que los síntomas dependen de cuánto se reduce la capacidad pulmonar pero "en algunas mujeres puede causar una insuficiencia respiratoria".
Entre las posibles causas de esta pérdida más acelerada de función pulmonar podrían estar los cambios hormonales que se producen durante la menopausia, que también están implicados en la osteoporosis.