Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las dificultades circulatorias se concentran en Barcelona y Cantabria en la segunda fase de la operación salida

Las carreteras de las provincias de Barcelona y Cantabria registraban, sobre las 18.30 horas, las principales incidencias circulatorias en las primeras horas de la segunda fase de la Operación Salida, en la que la normalidad está siendo la nota predominante, según la Dirección General de Tráfico (DGT).
Así, en el caso de Barcelona, había nivel amarillo en la B-20 (del kilómetro 14.0 al 8.0, en sentido norte), B-10 (del 0.5 al 3.0, sentido norte), B-10 (del 2.0 al 3.0, sentido norte). En idéntica situación se encontraban las localidades de Cerdanyola del Vallés, con circulación irregular en la B-30 (del 10.0 al 11.2, sentido sur) y El Papiol, en la AP-2 (del 15.0 al 13.0, sentido norte). También en Cataluña, en este caso en Tarragona, había circulación difícil en la AP-7 en la Roda de Bara, entre los kilómetros 227.5 y 222.0, sentido sur.
En el caso de Cantabria, la DGT situaba en 'nivel amarillo' a Torrelavega (Cantabria), en la A-67, entre el 180.4 y el 188.0, en sentido decreciente; Maliaño, en la S-10, entre el 6.0 y el 1.5, sentido decreciente; y La Penilla, en la N-634, entre los kilómetros 214.0 y 227.5.
Además, había congestión circulatoria en Madrid, en la A-6 en dirección a Las Rozas; Sin embargo, a la altura de Torrelodones mostraba absoluta normalidad; en Pancorbo (Burgos), entre los kilómetros 52 y 68 de la AP-1, sentido decreciente; en Murcia, en la A-30, entre los kilómetros 130 y 135.5, sentido creciente en dirección a Cartagena; en Talavera de la Reina, en la A-5, entre los kilómetros 106.0 y 110.0, en sentido creciente; en Zaragoza, en la A-2, del 324.0 al 319.0, en sentido creciente.
Por otro lado, un accidente en Valladolid ha provocado circulación irregular en esta provincia en la A-62, entre los kilómetros 133.0 y 121.0, en sentido creciente, entre otras incidencias.
Por último, las precipitaciones han interrumpido la circulación en casi una decena de carreteras comarcales de Cádiz, mientras que el viento está provocando dificultades en Castilla y León, sobre todo en las provincias de León, Valladolid y Zamora
Segunda fase de la operación salida
La Dirección General de Tráfico (DGT) prevé un total de 8,5 millones de desplazamientos entre las 15.00 horas de este miércoles y las 00.00 horas del lunes en lo que constituye la segunda fase de la operación salida de Semana Santa y para la que se ha puesto en marcha un dispositivo especial.
Durante esta segunda operación salida, el flujo principal de tráfico se realiza desde los núcleos urbanos a zonas turísticas de costa, segundas residencias, poblaciones con actos religiosos tradicionales o zonas turísticas de montaña para la práctica de deportes de invierno.
Las horas más desfavorables para viajar son las comprendidas entre las 15.00 y 23.00 horas. Precisamente, en este periodo el año pasado se llegaron a producir más de 120 Kilómetros de retenciones.
Durante la mañana del jueves continuarán las salidas de las grandes ciudades, y la intensidad circulatoria será elevada, con una importante probabilidad de retenciones. El año pasado se produjeron 350 kilómetros de retenciones entre las 12.00 y las 15.00 horas. Ya por la tarde, Cataluña y la Comunidad Valenciana comenzarán la segunda fase de la operación salida. Los principales problemas de circulación se producirán en las carreteras de acceso a la costa, las que unen poblaciones del litoral, así como en las de acceso a zonas turísticas de descanso.
Desplegados 9.800 agentes
Para velar por la seguridad de todos los que se desplazan, Tráfico desplegará 9.800 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, 500 más que el año pasado y un récord en la historia de operativos de la DGT en Semana Santa.
Además y para hacer frente al volumen de tráfico, la DGT instalará carriles reversibles y adicionales con conos en los momentos de mayor afluencia circulatoria en determinadas carreteras, se paralizarán las obras que afecten a las calzadas y se limitará la celebración de pruebas deportivas.
El año pasado durante la Semana Santa se produjeron 45 accidentes mortales en los que fallecieron 46 personas, una media de 4,5 muertos al día, frente a los 12,4 por ciento de fallecidos al día en 2003. De esta cifra total de fallecidos, el 23 por ciento no llevaba puesto el cinturón de seguridad.
Tradicionalmente la Semana Santa ha sido un periodo duro en materia de siniestralidad. Así, entre 2004 y 2007 el número de fallecidos se mantuvieron constantes alrededor de los 100. Además, la cifra de heridos graves en accidentes de tráfico en estas fechas también es elevada, 286 en 2009, lo que da una media de 26 heridos graves cada día, 5,9 por cada fallecido.
La DGT pone a disposición de los conductores información actualizada sobre la situación del tráfico a través de teléfono móvil, el teléfono 900123505, el teletexto, boletines informativos en radios y televisión, así como en su página de Internet, 'www.dgt.es'.
La huelga de peajes se mantiene
La convocatoria de huelga de los días 4 y 5 de abril en las concesionarias de autopistas Acesa y Aucat se mantiene tras fracasar la reunión maratoniana de 18 horas que han mantenido esas empresas y los sindicatos en el Departamento de Trabajo de la Generalitat y que ha finalizado a las 06.00 horas.
Los aeropuertos a tope
Los aeropuertos españoles tienen previsto operar desde este miércoles hasta el lunes 5 de abril un total de 30.131 vuelos, que transportarán a más de 4.500.000 pasajeros.
Según ha informado AENA, estos datos suponen un incremento del 3,4% de vuelos y del 5,6% de pasajeros con respecto a la Semana Santa de 2009.
Los días con mayor tráfico serán el domingo 4, con 794.979 pasajeros y 5.252 vuelos; el lunes 5, con 793.000 pasajeros y 5.398 vuelos; el sábado 3, con 755.000 pasajeros y 4.832 vuelos, y este miércoles, con 747.000 pasajeros y 5.115 vuelos.
AENA advierte de que el número de aterrizajes y despegues está sometido a continuas variaciones debido a ajustes finales que las compañías aéreas realizan en las programaciones de vuelos en función de la demanda.
Por ello, recomienda a los pasajeros que confirmen con sus compañías aéreas y agencias de viajes la salida de sus vuelos y que, en la medida de lo posible, utilicen el transporte público para acceder a las instalaciones aeroportuarias.