Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La deuda de las autonomías creció un 27 por ciento en sólo tres meses

Según los datos publicados hoy por el Banco de España, la deuda española pasó de los 104.890 millones de euros en el segundo trimestre del año a los 107.624 millones en el actual, lo que supone un aumento de 2.734 millones de euros (un 2,61 por ciento).
La deuda de las Administraciones Públicas aumentó el 16,26% en todo el año, hasta los 611.198 millones registrados en el tercer trimestre, lo que equivale al 57,7% del Producto Interior Bruto, según los datos actualizados hoy por el Banco de España.
El aumento trimestral de la deuda pública ha sido del 1,89% si se compara con la registrada entre abril y junio, que fue de 599.835 millones.
La Administración central acumula la mayor deuda con 467.348 millones de euros, el 44,1% del PIB, lo que supone un aumento del 14,95% con respecto al mismo trimestre del año anterior.
27 puntos en sólo tres meses
Mientras, la deuda de las comunidades autónomas se elevó un 27,36% con respecto al mismo trimestre de 2009 y se situó en 107.624 millones de euros, el 10,2% del PIB.
La deuda de los ayuntamientos suponía en el tercer trimestre el 3,4% del PIB, al situarse en 36.226 millones de euros, el 4,62% más.
Por otra parte, la deuda de las empresas públicas se elevó a 52.914 millones de euros en el tercer trimestre, lo que equivale al 5% del PIB y supone un aumento del 12,13% con respecto al mismo periodo del año anterior.
Las empresas públicas de la administración central tenían una deuda de 27.926 millones de euros (el 2,6% del PIB y el 13,11% más); las de las comunidades autónomas una deuda de 16.593 millones (el 1,6% del PIB y el 11,16% más) y las sociedades de las corporaciones locales acumulaban una deuda de 8.394 millones, lo que supone el 0,8% del PIB y un 10,83% más.