Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los detenidos por corrupción en Cataluña declararán el viernes ante Garzón

Corrupción en BarcelonaCuatro
Los nueve detenidos por el 'caso Pretoria', en el que se investigan presuntos tratos de favor a empresas por parte de algunos cargos del Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) a cambio de comisiones, y blanqueo de dinero, han empezado a declarar ante la Guardia Civil en la Comandancia de Sant Andreu de la Barca.
Este jueves serán trasladados en una furgoneta de la Guardia Civil a Madrid, donde el viernes les tomará declaración el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.
La Guardia Civil ha detenido en la Comunidad de Madrid a un empresario relacionado con la operación contra la corrupción. El detenido es Manuel Carrillo, consejero delegado de Limasa Mediterránea, una empresa de servicios de limpieza que posee una delegación en Santa Coloma.
Quince horas de registros
El registro policial de varias dependencias del consistorio se inició sobre las diez de la mañana, y se prolongó durante casi quince horas.
La salida del alcalde se produjo poco antes de la una de la madrugada en medio de las protestas de un grupo de vecinos congregados ante la puerta, que al salir le increparon llamándole "ladrón, corrupto, y chorizo".
Poco después de salir el alcalde de Santa Coloma, efectivos de la Guardia Civil salieron del edificio, que estaba rodeado por agentes del cuerpo, con varias cajas de documentación que se cargaron en una furgoneta.
Los detenidos
Los detenidos son el ex conseller de la Generalitat Maciá Alavedra, el ex secretario general de la Presidencia Lluís Prenafeta, y el alcalde socialista de Santa Coloma de Gramenet, Bartomeu Muñoz.
En la operación, dirigida por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, también han sido arrestados por la Guardia Civil el teniente de alcalde y concejal de Urbanismo de esta localidad, Manuel Dobarco; el director gerente de Servicios, Pascual Vela, y el ex diputado del PSC Luis García.
A estos se suman dos empresarios de la construcción, Josep Singla, de la inmobiliaria Proinosa, y Luis Casamitjana, presidente del grupo inmobiliario Espais, y a todos ellos se les imputan los delitos de tráfico de influencias, blanqueo de capitales y cohecho.
El PSC actúa, CiU no
Ante estas detenciones, el PSC suspenderá de militancia a todos sus afiliados que estén imputados en el caso de corrupción urbanística, incluido el alcalde de Santa Coloma de Gramenet, Bartomeu Muñoz. Mientras, CDC prefiere no actuar contra sus dos encausados para respetar su presunción de inocencia.
Este asunto ha llegado este miércoles al Parlament. Allí, el presidente de la Generalitat, José Montilla, ha instado a los partidos catalanes a "actuar con contundencia" para dignificar la política ante los presuntos casos de corrupción urbanística en Cataluña.
En un comunicado, que ha leído ante los medios de comunicación sin aceptar preguntas, Montilla ha dicho que la política exige una reacción "clara, contundente, transparente y ejemplar" porque los únicos valores que deben guiar el ejercicio de los cargos públicos son la verdad y la dignidad.
Zapatero confía en la Justicia
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha mostrado partidario de que "la justicia actúe" para esclarecer la presunta trama de corrupción en el ayuntamiento barcelonés de Santa Coloma de Gramanet por la que han sido detenidos varios concejales y el alcalde, del Partido de los Socialistas de Cataluña (PSC).
En los pasillos del Congreso de los Diputados, preguntado por esa operación, el presidente sólo dijo ante los micrófonos: "Que la justicia actúe", sin hacer ninguna otra valoración.