Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

A los mentirosos la cara los delata

A diferencia del polígrafo este nuevo sistema permite el examen del sospechoso de mentir a una distancia de hasta 3 metros.BBC.co.uk

Se muerden los labios, tragan saliva y parpadean cuando mienten. Ahora un nuevo método analiza el aumento del flujo sanguíneo en la cara para detectar con una fiabilidad del 90 % a los mentirosos.

En 1921 se inventó el ya conocido polígrafo o la también llamada máquina de la verdad. Sin embargo, la ciencia se ha ido perfeccionando buscando alcanzar una efectividad cada vez mayor con el objetivo de ayudar en los servicios de seguridad.
Los investigadores utilizan una cámara térmica para detectar el aumento del flujo sanguíneo alrededor de los ojos, una señal de que alguien miente, además de analizar las expresiones faciales de morderse los labios, tragar saliva y parpadear, según publica la BBC.
Cuando una persona está mintiendo se produce un aumento de la actividad cerebral que se refleja en la cara a través de expresiones faciales involuntarias y del flujo sanguineo", explica Hassan Ugail, responsable de la investigación de la Universidad de Bradford en en Reino Unido, donde se desarrolló el sistema.
Las ventajas del nuevo sistema
Este sistema de cámaras y análisis no es tan invasivo como el polígrafo que utiliza cables conectados a la persona sospechosa de mentir.
El nuevo método permite el análisis de individuos hasta tres metros de distancia, incluso a espaldas del interesado. Es decir, puede emplearse sin el conocimiento de la persona que está siendo examinada, lo que supone una ventaja para los servicios de inteligencia y seguridad, sobre todo en los aeropuertos.
"En una situación real de alto estrés el sistema tiene una nivel de fiabilidad del 90 %, similar a los resultados que consigue el polígrafo, según el experto Hassan Ugail.