Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El descenso de las temperaturas activa las alertas por frío

Varias provincias están en alerta por vientos de hasta 100 kilómetros por hora, por capas de nieve de una altura máxima de 4 centímetros y por temperaturas mínimas de unos 8 grados centígrados bajo cero, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).
Concretamente, están en alerta naranja (riesgo importante) por viento Gerona y Mallorca, que también está en alerta amarilla por nieve, mientras que se encuentran en alerta amarilla (riesgo moderado) por el mismo fenómeno meteorológico Lérida, Tarragona, Castellón, Ibiza, Formentera y Menorca. La alerta amarilla por vientos y temperaturas mínimas, que pueden alcanzar entre 4 y 6 grados bajo cero, se extiende a las tres provincias aragonesas, Navarra y La Rioja.
Asimismo, tienen el mismo nivel de alerta por temperaturas mínimas Cuenca, Guadalajara, Ávila, León, Segovia, Soria, Zamora y Madrid, que pueden llegar a alcanzar los menos seis grados. Mientras que se sitúan en alerta amarilla por nieve las provincias de Cantabria, Álava y Vizcaya.
Los vientos soplarán de componente norte en casi toda la Península y Baleares, siendo fuertes en el valle del Ebro, nordeste de Gerona, Baleares y zonas altas. Las ráfagas serán moderadas del este con intervalos fuertes en el sur de Andalucía y en Canarias serán moderadas, fuertes en zonas altas.
Descenso de la cota de nieve
Por otro lado, la cota de nieve bajará, al final de la jornada, hasta los 200 metros en el Cantábrico o incluso al nivel del mar en su parte oriental y en Baleares hasta los 300 metros. Además, las temperaturas experimentarán un descenso moderado en Baleares y en la Península, siendo localmente notable en su mitad sur. En Canarias, serán ligera a moderadamente más altas y se esperan heladas generalizadas en la Península, que variarán de débiles a moderadas.
Por último, se producirán precipitaciones débiles en el Cantábrico oriental, que se podrán extender al resto del litoral cantábrico y alto Ebro. En Baleares, se prevén chubascos débiles y localmente moderados, mientras que en el resto de la Península predominarán los cielos poco nubosos.