Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El déficit estatal baja el 24,7 por ciento y se sitúa en 29.765 millones

Carlos Ocaña, secretario de Estado de HaciendaCNN+/Cuatro
Este balance es consecuencia de unos ingresos de 56.754 millones, el 22,2 por ciento más que en el mismo periodo de 2009, y unos gastos de 86.519 millones, el 0,6 por ciento más. Los ingresos procedentes de impuestos, que representan el 91,7 por ciento del total, aceleraron la subida iniciada en el primer trimestre y aumentaron el 10,6 por ciento hasta junio. En términos de caja -que computa los ingresos y pagos cuando se efectúan y no cuando se comprometen, como hace la contabilidad nacional-, el Estado ha registrado hasta junio un déficit de 30.794 millones, frente al saldo negativo de 36.819 millones registrado en junio en 2009.
En rueda de prensa, Ocaña ha destacado que los datos de junio confirman que las previsiones del Gobierno se están cumpliendo, impulsadas por el efecto de las medidas de consolidación fiscal y la estabilización de la situación económica. Sin embargo, ha dicho que el efecto de las medidas de restricción del gasto aprobadas por el Gobierno en mayo es aún pequeño y se notará sobre todo en el último trimestre del año, que es cuando se ejecuta la mayor parte de los pagos.
Los ingresos no financieros totales ascendieron a 79.235 millones
Dentro de los ingresos impositivos, Ocaña ha destacado el aumento de la recaudación por IVA, que ha aumentado el 31,3 por ciento, hasta 24.473 millones. A la espera del efecto que sobre esta evolución tenga la subida del IVA que entró en vigor el pasado 1 de julio, el incremento hasta junio se explica por la caída de las devoluciones anuales y por el aumento de los ingresos derivados del cobro de los aplazamientos concedidos en meses anteriores.
No obstante, Ocaña ha asegurado que, a la vista de los datos parciales de la evolución del IVA en lo que llevamos de julio, su percepción es que "no habrá sorpresas" y que se mantendrá la tendencia al alza de la recaudación procedente de este impuesto indirecto, lo que refleja "la estabilización de la actividad económica".
Asimismo, el IRPF ha registrado hasta junio una recaudación de 30.337 millones, el 3,6 por ciento más, como consecuencia de medidas normativas como la supresión parcial de la deducción de los 400 euros y la subida al 19 por ciento del tipo de retención a las rentas del capital. En el Impuesto sobre Sociedades, la recaudación ha ascendido a 4.746 millones, el 14,5 por ciento menos, debido sobre todo a la caída del primer pago fraccionado.
Los ingresos por Impuestos Especiales han aumentado el 7,2 por ciento, hasta los 9.795 millones, entre los que destacan los incrementos del Impuesto sobre el Tabaco (11,5 por ciento) y del Impuesto sobre Hidrocarburos (4,8 por ciento). Además, los pagos no financieros han alcanzado los 86.180 millones, el 3,6 por ciento más, un alza más moderada que en meses anteriores por la desaparición del efecto distorsionador que creaba el adelanto de las transferencias del Servicio Público de Empleo estatal.