Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La decisión de Lleida de prohibir el burka da paso a nuevas iniciativas similares

El grupo municipal de CiU en El Vendrell (Tarragona), que gobierna en minoría en el ayuntamiento, presentará en el próximo pleno municipal, previsto para el 11 de junio, una moción para prohibir el uso del burka y el niqab en los espacios públicos municipales, tal y como ha aprobado la ciudad de Lleida, donde gobierna el PSC.
La moción en El Vendrell, que podría contar con el apoyo de los cuatro concejales del partido xenófobo Plataforma per Catalunya, ha sido criticada sin embargo por el grupo local del PSC, que ha advertido que la iniciativa da "argumentos" a los grupos ultraderechistas.
Por su parte, el grupo municipal de CiU en Reus, donde gobierna el PSC junto a ICV y ERC, estudia presentar igualmente una moción para limitar el uso del velo integral y otras vestimentas o accesorios que cubran totalmente la cara en espacios públicos.
Esta moción, que se podría debatir el próximo viernes, 4 de junio, contaría además con el apoyo del PP si los populares de Reus presentan un texto semejante, según su portavoz en el consistorio reusense, Miquel Àngel López Mallol.
Por lo que respecta a la ciudad de Tarragona, su alcalde, Josep Fèlix Ballesteros (PSC), ha descartado de entrada presentar una moción sobre este tema, pero el grupo del PP en este consistorio, ha anunciado una moción en el próximo pleno pidiendo "la prohibición del uso del velo integral" tanto en espacios municipales como en la vía pública.
En la demarcación de Lleida, los concejales en Tárrega y Cervera del Partit per Catalunya, una escisión de la Plataforma per Catalunya, han presentando del mismo modo mociones proponiendo que se prohíba el uso del burka y el niqab en los edificios y equipamientos municipales.
Girona apuesta por métodos "pedagógicos y educativos"
En la provincia deGirona no ha trascendido por el momento iniciativas para prohibir el burka, pese a que algunas poblaciones, como la de Salt, registran una de las mayores tasas de población inmigrante -un 43 por ciento del total- en gran parte de tradición musulmana.
La alcaldesa de esta población, Iolanda Pineda, una de las voces más autorizadas para analizar un asunto de esta índole, descarta una medida de veto del burka como la adoptada en Lleida y aboga por métodos "pedagógicos y educativos" frente a la prohibición.
"Si todo tuviese que regularse no acabaríamos nunca", ha manifestado la alcaldesa socialista, quien apela al diálogo, tal y como se hizo cuando Salt se vio implicado en unos incidentes entre población autóctona y extranjera que la llevó a reunirse con todas las partes.