Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El debate sobre el estado de la Nación será el 12 y el 13 de mayo

La soledad de ZapateroCuatro
El Gobierno ha trasladado al presidente del Congreso, José Bono, su voluntad de que el debate sobre el estado de la Nación, el vigésimo de la democracia, se celebre los próximos días 12 y 13 de mayo, antes de las elecciones europeas.
En los últimos años el debate se había celebrado en el mes de julio y este año había la duda de si Zapatero asumiría el riesgo de anticiparlo a las europeas, en las que se juega gran parte de su crédito político para los próximos meses. Sobre todo porque en las últimas comparecencias ante el Pleno del Congreso, el presidente ha comprobado la soledad parlamentaria de su grupo y se ha visto obligado a enfrentarse a las críticas de todos.
El procedimiento que pone en marcha el mecanismo para convocar este debate es el envío a la Cámara Baja de una comunicación por parte del Gobierno, cuya próxima remisión ha sido anunciada por el Ejecutivo.
La Presidencia del Congreso ha aclarado que antes de la convocatoria formal del debate, la Junta de Portavoces, que preside el propio Bono, ha de fijar el orden del día y la fecha de su celebración. En principio, no parece que la oposición vaya a poner objeciones a que la convocatoria tenga lugar cuando propone el Gobierno, toda vez que el propio jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha pactado este miércoles la fecha con el líder del PP, Mariano Rajoy.
El último debate sobre el estado de la Nación fue en julio de 2007, ya que el año pasado no se convocó por la celebración de elecciones generales en marzo. La cita parlamentaria incluye una exposición inicial del presidente, a la que siguen intervenciones de los portavoces de todos los grupos parlamentarios, con los cuales se establece un debate a cargo del jefe del Gobierno.
Después, los grupos tienen un plazo para presentar propuestas de resolución relativas a los asuntos abordados, que son discutidas y votadas en una sesión posterior y que, en está ocasión, presumiblemente, estarán centradas en la crisis económica.