Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nikolai, el bebé nacido a 39.000 pies de altitud

Nikolai, el bebé nacido a 39.000 pies de altitudLufthansa

El pequeño Nikolai podrá decir que nació en el cielo porque literalmente es donde vino al mundo el pasado miércoles. Su madre, Desislava, de 38 años y natural de Bulgaria, volaba en un avión de Lufthansa de Colombia a Alemania cuando empezó a notar dolores de parto.

Afortunadamente, tres pasajeros eran médicos y pudieron ayudar a traer al mundo a Nikolai, cuyo nombre es el mismo que el de uno de los doctores. El avión aterrizó en el aeropuerto de Manchester para que madre e hijo pudieran ser atenidos en un hospital, informa The Manchester Evening News.
Tras iniciarse los dolores del parto poco después de despegar de Bogotá, Desislava fue trasladada a la parte de atrás del avión, donde se improvisó una especie de habitación privada, moviendo a los pasajeros a la zona delantera del aparato. El bebé nació sin complicaciones.
La jefa de cabina o sobrecargo, Carolin van Osch, comunicó a los pasajeros la feliz noticia. “Los pasajeros aplaudieron y todos estábamos felices de que todo hubiera ido bien. En nombre de la tripulación me gustaría agradecer a los médicos su ayuda para que todo fuera posible y deseamos a la familia lo mejor”.
Los nacimientos en los vuelos son bastante raros, aunque es el parto número 11 que se produce en un vuelo de Lufthansa desde 1965. Las mujeres embarazadas pueden volar con la compañía alemana hasta el final del noveno mes siempre y cuando no haya complicaciones. La aerolínea advierte a las pasajeras embarazadas que deben hablar con sus ginecólogos antes de planear un vuelo.