Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un volumen recopila diez traducciones de obras teatrales de Shakespeare de Joan Sellent

Incluye el trabajo del traductor entre 1998 y 2016 para teatros catalanes
El traductor Joan Sellent ha recopilado en un ensayo de más de mil páginas diez obras teatrales traducidas por él al catalán entre 1998 y 2016 y representadas en escenarios catalanes en los últimos años en el libro 'Shakespeare. Versions a peu d'obra', que representa la primera incursión editorial de la revista cultural digital Núvol.
Según ha explicado en rueda de prensa este miércoles, estas obras han sido representadas y, tras superar la inmediatez de la oralidad, quedarán fijadas en este libro para su relectura, ya que no se había publicado nunca en catalán un recopilatorio "tan amplio" de obras del escritor británico William Shakespeare.
La selección y su orden en el volumen son fruto de las representaciones teatrales, y consta de: 'Hamlet', 'Coriolà', 'El rei Lear', 'Ricard II', 'Nit de reis', 'Conte d'hivern', 'El mercader de Venècia', 'El somni d'una nit d'estiu', 'Ricard III' y 'Venus i Adonis'.
Todas las traducciones han sido encargos concretos de compañías teatrales, de modo que son textos pensados especialmente para su representación y, por lo tanto funcionales, con la finalidad de llegar a los espectadores, ha explicado Sellent.
'SER O NO SER, ÉSE ES EL DILEMA'
Uno de los mayores retos a los que se ha enfrentado durante estos años ha sido la traducción de las frases más emblemáticas, como 'To be or not to be, that is the question', ya que la última palabra es muy laxa y su gran significado es el de 'pregunta', no de 'cuestión', de modo que Sellent ha optado por traducir la famosa frase como: 'Ser o no ser, ese es el dilema', ya que además ofrecía ventajas métricas a la hora de recitarse.
"La traducción es una de las operaciones más subjetivas que hay", ha explicado Sellent, que considera que al principio impresiona traducir a Shakespeare, pero que con los años da menos miedo, que no menos respeto.
En su opinión, lo importante de traducir al célebre autor es aprovechar que sobre éste existen ediciones anotando hasta el último detalle, de manera que la dificultad recae en saber donde hallar la información: "Para traducir a Shakespeare no hay que ser un entendido en el inglés del siglo XVII, sino saber adónde ir a buscar y documentar".
Ha explicado que en su trabajo estos años ha abogado por la comodidad de pronuncia por parte de los actores y la comprensión por parte del público, y ha agregado que para su realización siempre ha asistido a los ensayos para verificar las traducciones, introduciendo retoques; además, ha reivindicado que "la implicación del traductor en los ensayos es positiva para todos".
Para Sellent, es posible alejarse del texto siempre manteniendo la fidelidad y respetando el cometido para el que fue creado: "Es lícito apartarse de la literalidad y acercarse más a la función del texto", poniendo como ejemplo que si los espectadores de Shakespeare reían, en la traducción también hay que buscar ese efecto, y la extrema literalidad puede ir incluso en contra de la función del texto si solo se ciñe a ser literal y no a hacer reír.
El editor y director de Núvol, Bernat Puigtobella, ha sintetizado que este volumen es "la historia de Shakespeare en Catalunya" mediante las obras del británico que se han representado, y ha celebrado que este sea el primer cohete de la revista para celebrar sus cinco años de existencia.
Ha avanzado que detrás de esta publicación hay la voluntad de hacer un camino hacia el papel e ir lanzando cada Navidad un gran clásico, además de un proyecto de una colección de libros electrónicos mensual.