Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juan José Padilla corre el riesgo de sufrir una infección en el rostro

El torero abandona la UVI pero continúa en observación

El torero Juan José Padilla evoluciona favorablemente de la grave cornada que sufrió el pasado viernes en Zaragoza. El equipo médico del Hospital Universitario Miguel Servet, donde permanece ingresado, ha asegurado que su evolución es positiva aunque hay riesgo de que sufra una infección en el rostro. El diestro ya ha abandonado la UVI aunque permanecerá en observación y con cuidados máximos.
El torero Juan José Padilla está evolucionando favorablemente, pero corre el riesgo de sufrir una infección en el rostro, según el equipo médico del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza, donde se recupera de la terrible cogida que sufrió el pasado viernes en la feria del Pilar.
Así, los doctores que le atienden han explicado que el diestro puede ser dado de alto en seis o siete días si continúa evolucionando correctamente.
Sin embargo, es difícil que se pueda recuperar para poder torear en América a finales de noviembre, como es su deseo del torero, ha indicado la jefa del Servicio de Cirugía Maxilofacial, Esther Saura.
Abandona la UVI
Juan José Padilla ha abandonado la UVI del centro médico, según informa Mundotoro. Según informa la citada web taurina, Padilla sigue en observación y con los cuidados máximos, pero ahora tendrá un régimen de visitas menos severo que en la UVI.
Decae su ánimo
El diestro jerezano ha sufrido un pequeño bajón anímico, según ha explicado su mujer a Mundotoro.
Su hermano, Óscar Padilla, también ha reconocido, en el Periódico de Aragón, que el torero está más desmoralizado porque aunque "gracias a Dios su vida no corre peligro, ya se da cuenta de las secuelas que le pueden quedar". El diestro asegura que volverá a torear, pero su familia sabe "que la realidad es otra" y que es difícil que puedo volver a ponerse delante de un toro.
Hasta el centro hospitalario se han desplazado compañeros como Miguel Abellán, mientras otros como Morante de la Puebla, Enrique Ponce o su esposa Paloma Cuevas, entre otros, se han interesado por su estado de salud.