Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 500 proyectos y 10,4 millones de euros de aportación pública, balance del IV Centenario de la muerte de Cervantes

El pleno de la Comisión Nacional del IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes ha celebrado este jueves 1 de junio su última reunión para ofrecer el balance de esta conmemoración, en la que 3,2 millones de personas han asistido a alguna de las 519 actividades o proyectos programados y ha contado con una aportación de las Administraciones Públicas de 10,4 millones de euros.
La vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales, Soraya Sáenz de Santamaría, ha presidido la reunión en La Moncloa, a la que también ha asistido el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, además de representantes de diversas comunidades autónomas.
El programa oficial ha incluido un total de 519 proyectos --319 para actividades culturales y otros 130 para investigación, entre otros--, si bien, teniendo en cuenta giras, itinerancias o programas con actividades múltiples, esta cifra aglutina varios miles de actividades repartidas por todo el mundo.
De estos 519 proyectos, 325 (un 64 por 100) han tenido presencia internacional. Entre los proyectos y actividades que más interés han generado destacan la exposición organizada por la Biblioteca Nacional de España y Acción Cultural Española, 'Miguel de Cervantes: de la vida al mito (1616-2016)' visitada por 78.012 personas; las actividades del Museo Casa Cervantes de Valladolid, con 24.892 participantes o el ballet 'Don Quijote', interpretado por la Compañía Nacional de Danza, con 22.180 espectadores.
EL 30 DE MAYO, FIN DEL CENTENARIO
Respecto a las cantidades aportadas por las distintas entidades representadas en la Comisión Nacional, la Administración General del Estado aportó un total de 5,4 millones de euros. Por su parte, las Comunidades Autónomas de Madrid, Andalucía, Castilla y León, Aragón y Castilla-La Mancha aportaron un total de 4,7 millones de euros y, finalmente, el Ayuntamiento de Alcalá de Henares contribuyó con 174.000 euros.
Las actividades y proyectos de la conmemoración finalizaron el pasado 23 de abril, coincidiendo con la fecha de la muerte del autor, si bien la duración del programa de apoyo a través de los incentivos fiscales para los proyectos adscritos al Centenario dispuesto por el Gobierno de España para impulsar la celebración, terminó el pasado martes, 30 de mayo.
Sáenz de Santamaría ha señalado la "importante implicación" institucional y ciudadana. En el balance de la conmemoración se destaca que ésta ha contado con "una extensa programación cultural" y ha aportado "un impulso extraordinariamente significativo" a la labor de investigación en torno a Cervantes, su obra y su legado. Además, ha supuesto "un importante avance" en la divulgación del legado cervantino, gracias a la digitalización del legado.
CRÍTICAS INICIALES
El 2 de marzo del año pasado, la Biblioteca Nacional daba el pistoletazo de salida a la celebración de este centenario con la exposición 'Cervantes, de la vida al mito'. La conmemoración arrancaba con polémica debido a las críticas de algunas instituciones culturales, que consideraban escasa la propuesta de Cultura.
Así, el director de la Real Academia Española, Darío Villanueva, resaltó que España "no debía dejar pasar la oportunidad" de homenajear al escritor Miguel de Cervantes "como se merece", en relación a un supuesto retraso en comparación con otros fastos como los del homenaje en Reino Unido a la figura de Shakespeare.
También el por entonces director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, lamentó en una rueda de prensa que la Comisión Nacional creada para esta celebración fuese "un poco atrasada".
El anterior secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, salió al paso de las críticas recordando que el Gobierno estaba en funciones, al tiempo que precisaba que no era voluntad del Ejecutivo que pareciese que se quisiera politizar la figura del escritor. En este sentido, advirtió que "una fasta conmemoración" de este centenario podría ser entendida como "una politización de la figura de Cervantes".