Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los autores presentarán la próxima semana en el Congreso sus 50 conclusiones sobre el Estatuto del Artista

Más de sesenta asociaciones, entidades y sindicatos de todos los sectores de la cultura entregarán la próxima semana a la Subcomisión Parlamentaria encargada de elaborar el Estatuto del Artista las 50 conclusiones alcanzadas en el terreno fiscal, laboral, de enseñanza, sindical y de protección del derecho de autor.
Según han señalado este miércoles 12 de julio varios representantes de estas asociaciones en rueda de prensa, algunos de los puntos que destacan entre estas conclusiones son la modificación de la calificación de la rentas obtenidas por derechos de autor, y lograr así la compatibilidad con las pensiones; ubicar a todos los profesionales de la cultura en la sección tercera del IAE; una cuota progresiva para quienes trabajen como autónomos y la reforma del sistema de Seguridad Social, entre otros asuntos.
Algunas de las peticiones presentadas en esta rueda de prensa se recogen en el libro 'Pedimos la palabra', presentado también este martes, en el que artistas de todos los sectores han presentado los asuntos que preocupan a cada ámbito cultural para encontrar una solución "colectiva".
El presidente de la Junta de Autores de Música (JAM) y miembro de la SGAE, Patacho Recio, ha señalado que se trata de un documento "vivo", por lo que tendrán de plazo hasta el 1 de marzo de 2018 para añadir informes y estudios. Además, ha destacado que llevan "muchos meses" en contacto semanal con los miembros de esta subcomisióny ve con "optimismo" el futuro porque observa "cohesión" en los partidos en el terreno cultural.
Recio ha señalado que la mayor parte del sector artístico trabaja en "b", lo que a su juicio "genera una desprotección absoluta" y que se solucionaría con "modificaciones legales". Aunque no existe un "censo claro" de artistas en España, ha recordado que las encuestas apuntan que un 90 por ciento de los artistas no llegan al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y mucho se ven obligados a trabajar en negro, por lo que de esta forma el Estado saldría "beneficiado".
La directora de la Escuela de Arte Dramático de Murcia, la coreógrafa Sonia Murcia Molina, uno de los representantes culturales que ya ha comparecido en esta subcomisión, ha indicado que existe una "posición común" y una "clara intención de llegar a un punto final" por parte de los políticos. Asimismo, ha pedido transversalidad para lograr el éxito, especialmente en asuntos relacionados con la enseñanza,
En este sentido, el historietista Antonio Fraguas, conocido como Forges, se pregunta "cómo es posible que un gobierno en Europa" tenga la misión de "ningunear" a la cultura "de todas las maneras". A pesar de conseguir poner de acuerdo a todos los políticos, cree que da igual porque cree que el artista está en "la rueda del tiempo de las subcomisiones", que a su juicio es "la manera que tienen los gobiernos de ningunear".
"Es la hora de denunciar en Estrasburgo la actuación perenne del Gobierno, porque hay pruebas de que hay mala fe. Y eso va en contra de la declaración de derechos humanos", ha agregado Forges, quien ha señalado que "es el momento de las ideas y de aprovechar la unión de todos".
CÓDIGO DE BUENAS PRÁCTICAS
Por su parte, Assumpta Serna, actriz y profesora de interpretación, ha puesto de relieve la necesidad de establecer un código de buenas prácticas que fije las normas de comportamiento entre los diferentes agentes del sector, tal y como recogen estas 50 conclusiones. En concreto, desde la Asociación de las Buenas Prácticas del Audiovisual (ABPAU), de la que es cofundadora, se pondrá en marcha la creación de una guía general del artista, basada en un código de buenas prácticas creado anteriormente en el ámbito audiovisual.
Otras de las peticiones del sector atañe al sector de la enseñanza, según ha destacado la compositora y profesora Consuelo Díez, que entre otros asuntos ha lamentado que las titulaciones superiores de música están "en un limbo" puesto que no están considerados como títulos universitarios, algo que se ha complicado más con el Plan Bolonia.
Por otro lado, ha manifestado estar a favor de "cuotas" para que el repertorio español tenga cabida en las orquestas sostenidas con "fondos públicos", que según ha indicado son más del 80 por ciento, ya que el país vive una "etapa de oro" desde el punto de vista "artístico y académico" que no se refleja en la difusión.