Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere el filólogo romanista Martí de Riquer a los 99 años

Muere el filólogo romanista Martí de RiquerEFE

El filólogo romanista Martí de Riquer ha muerto este martes en Barcelona a los 99 años, ha informado un portavoz de la Real Academia Española de la Lengua (RAE), de la que era miembro.

Era nieto del intelectual y artista Alexandre de Riquer, el octavo conde de Casa Dávalos, y además, en 2005 fue nombrado Grande de España por el Rey Juan Carlos I, al que dio clases cuando era príncipe, en 1960.
Fue catedrático de historia de las literaturas románicas de la Universitat de Barcelona (UB) (1950-70 y 1974-84) y de la Autònoma de Barcelona (UAB) (1970-1974), y presidió la Acadèmia de Bones Lletres desde 1963 hasta 1996.
Su ingente obra filológica destaca por sus trabajos dedicados al Quijote, a la épica francesa, a la novela medieval, a los trovadores y al amor cortés, aunque también es remarcable su 'Història de la literatura catalana' (1964-87), de la cual escribió sus primeros tres volúmenes, que continuaron Antoni Comas y Joaquim Molas.
También abordó la obra cumbre de la literatura en catalán, pues trabajó en las cuatro ediciones de 'Tirant lo Blanc', dos del texto original (1947, 1969) y dos de la traducción de Valladolid de 1511 (1947, 1974), además de publicar el estudio 'Aproximació al Tirant lo Blanc' (1990), por el que recibió el Premio Nacional de Literatura.
Entre sus últimas horas destacan 'Reportajes de la Historia', escrito en colaboración con su hijo Borja de Riquer (2010).
De Riquer fue combatiente durante la Guerra Civil y, como miembro del Tercio de Montserrat, participó con el bando franquista en la Batalla del Ebro.
Una vez acabada la guerra, ocupó diversos cargos en la Delegación de Propaganda franquista de Barcelona, y al llegar la democracia fue elegido senador por designación real en la legislatura constituyente (1977-79).
En 1979 publicó la historia de su propia saga familiar en 'Quinze generacions d'una família catalana', cuya versión revisada de 1998 le valió el premio Lletra d'Or, y diez años después fue el propio Riquer el protagonista de la biografía 'Martí de Riquer. Viure la literatura', a cargo de Cristina Gatell y Sílvia Soler.
Entre los numerosos premios que atesora destacan, además del Príncipe de Asturias, el de literatura de la Generalitat de Catalunya (1985), la Creu de Sant Jordi de la Generalitat (1992) y el Premio Nacional de las letras españolas (2000).