Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los obispos quieren mantener 13TV y hacerlo siguiendo la doctrina social de la Iglesia y la legislación vigente

El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), José María Gil Tamayo, ha asegurado que los obispos quieren mantener 13TV y hacerlo siguiendo la doctrina social de la Iglesia y la legislación vigente. En este sentido, ha precisado que no van a dejar que se "hunda" su canal de televisión 13TV, que atraviesa "dificultades económicas", "porque no haya posibilidades de aliviar carga".
"Queremos ponerla en situación de bonanza y que al menos se cubran los costes de sus emisiones y su funcionamiento. Si eso genera, a parte de una influencia en la sociedad, un trabajo para las personas; pero lo que no podemos es hundir el barco porque no haya posibilidades de aliviar carga, que siempre es doloroso, pero lo haremos con la legalidad vigente iluminados por los principios de la doctrina social de la Iglesia", ha explicado Gil Tamayo este viernes 30 de junio en rueda de prensa en Madrid, tras la 242 reunión de la Comisión Permanente de la CEE.
Preguntado por el futuro de 13TV, Gil Tamayo ha asegurado que los obispos de la Comisión Permanente han abordado este asunto y "no han considerado abandonar el proyecto" a pesar de las "dificultades en el terreno mediático, como las que tiene cualquier medio de comunicación", sobre todo, en relación a "la situación publicitaria".
Según ha añadido, los obispos consideran que deben mantener 13TV porque es un proyecto "vivo, no muerto" y porque "tienen una cosmovisión que trasladar a la sociedad española", al igual que lo hacen con la emisora de radio COPE.
En todo caso, ha reconocido que tienen la obligación de resolver esas dificultades por las que atraviesa la cadena de televisión y ha precisado que lo harán "con la iluminación de la doctrina social de la Iglesia pero, al mismo tiempo, con la legalidad vigente". "No podemos arrastrar como una carga lo que no arrastraría ninguna institución del ámbito mediático que quiera sobrevivir", ha zanjado.