Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La exministra Carmen Alborch se incorpora al patronato de la Fundación Bancaja

La Fundación Bancaja ha aprobado este martes su presupuesto para el próximo ejercicio que asciende a un total de 6,3 millones de euros, un importe que proviene principalmente de los ingresos aportados por la actividad de la institución Monte de Piedad en Valencia, así como de fondos propios.
La entidad también ha ratificado el nombramiento de la escritora y exministra socialista Carmen Alborch como nueva patrona por designación de la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico.
Así lo ha acordado esta tarde el patronato de la fundación, que trata con las nuevas cuentas de "dar continuidad a la actividad social y cultural dirigida a todos los públicos" y "potenciar la actividad de microcréditos sociales a través del Monte de Piedad", según ha informado la institución en un comunicado.
En la sesión han tomado posesión de sus cargos la que fuera ministra de Cultura durante la última legislatura de Felipe González, Carmen Alborch; la catedrática de Medicina por la Universitat de València (UV) y jefa del Servicio de Hematología y Oncología del Hospital Clínico de Valencia, Ana Lluch; la doctora en Derecho y profesora de Mercantil en la UV, Mª José Vañó, y el catedrático de Bioquímica y Biología Molecular también por la UV, Juan Viña. Las cuatro candidaturas fueron aprobadas por unanimidad en el último patronato de noviembre.
El plan de actuación de la entidad privada para 2017 contempla el desarrollo de las "áreas estratégicas" de acción social y cultura, como ha destacado el presidente de Fundación Bancaja, Rafael Alcón, con el objetivo de "fomentar la integración social y la cohesión de la sociedad valenciana a través del uso social de la cultura y apoyando el desarrollo de las capacidades individuales y colectivas, con especial incidencia en los colectivos más vulnerables".
Entre las acciones culturales, el responsable de la institución ha resaltado la producción de exposiciones temporales tanto en la sede principal de Valencia como en las delegaciones de Sagunto (Valencia) y Segorbe (Castellón), junto a la planificación de otras actividades culturales para la "dinamización" del centro cultural de la capital del Turia.
En el área de acción social, una de las líneas principales de actuación se centrará en el apoyo de Fundación Bancaja a las asociaciones sin ánimo de lucro de la Comunitat a través de convocatorias de ayudas para proyectos centrados en colectivos de personas en riesgo de exclusión social y discapacitados.
TALLERES PARA ALUMNOS, MAYORES Y DISCAPACITADOS
Con el objetivo de "acercar el arte a toda la sociedad", la entidad ofrecerá talleres vinculados a sus exposiciones con una didáctica específica para cuatro colectivos: escolares, personas mayores, personas con discapacidad y personas en riesgo de exclusión social.
Junto con la labor social y cultural, la Fundación Bancaja también se ha marcado como objetivo "impulsar" la actividad del Monte de Piedad en sus oficinas de Valencia, Alicante, Castellón y Murcia, que ofrecen una "alternativa de microcrédito inmediato a personas excluidas del sistema tradicional de financiación" mediante la aportación de joyas como garantía.