Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las afinidad cultural es más determinante que la política en el resultado de Eurovisión, según un experto

El profesor de Derecho de Comillas ICADE y experto en Eurovisión Antonio Obregón, ha precisado que las relaciones internacionales no son determinantes en la elección del ganador de Eurovisión y que el resultado final obedece más a razones artísticas y cualidades musicales.
"En el resultado no es lo determinante (las relaciones internacionales), influyen muchos factores, entre ellos, se habla del voto regional, yo prefiero hablar de afinidades culturales, en España valoramos más tradicionalmente las canciones portuguesas e italianas, eso no obedece a razones políticas sino a una mayor afinidad cultural", ha subrayado el experto en declaraciones a Europa Press, ante la celebración este sábado 13 de mayo del certamen en Kiev.
En cualquier caso, ha indicado que lo que se denomina "voto político" suele influir más bien de forma negativa que positiva. "Cuando hay malas relaciones entre países se refleja en la falta de apoyo de un país a otro", ha afirmado. También influye en el resultado, a su juicio, el voto emigrante.
Si bien, Obregón ha defendido que, ante todo, lo que determina que gane un país u otro es la música y el espectáculo televisivo. "La cuestión política es absolutamente secundaria, probablemente es algo que sacamos de quicio", ha reconocido.
No obstante, considera que sí es un buen indicio de cómo se encuentran las relaciones internacionales, por ejemplo, en algunas letras de las canciones, en el tipo de representantes que se escogen e incluso "puede adelantar algunos movimientos que puedan suceder en el futuro en las relaciones internacionales".
En cuanto a la influencia de los países vecinos, tampoco cree que sea determinante y ha puesto el ejemplo de Australia que quedó segunda el año pasado y sin embargo no tiene países vecinos afines.
Acerca de las posibilidades que tiene este año España, representada por Manel Navarro con 'Do it for your lover', Obregón cree que no va a ganar y que la actuación pasará "bastante inadvertida" porque a diferencia de otros países no se cuida tan detalladamente la producción musical. También apunta que influye la preselección que en otros países como Suecia ya se convierte en un espectáculo televisivo con grandes audiencias.
Según recuerda el experto, el año 95 fue el último en que España quedó en una mejor posición (segunda), con Anabel Conde, que cantó la canción 'Vuelve conmigo', destacando asimismo la época de los concursantes de Operación Triunfo.
Para Obregón, el hecho de que España últimamente esté quedando a la cola en los resultados del certamen puede desalentar a potenciales candidatos reconocidos, a pesar de la repercusión de Eurovisión en Europa. Si bien, precisa que en España el certamen nunca ha dejado de ser líder de audiencia, siendo los jóvenes los que más lo ven, y puede ser "un trampolín" para candidatos desconocidos.