Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Westerman estudia los mitos en torno a 'El valle asesino', que mató a más de 1.700 personas en un día

El periodista Frank Westerman ha recuperado en 'El valle asesino' (Siruela) los mitos en torno al trágico suceso ocurrido en el noroeste de Camerún el 21 de agosto de 1986, cuando murieron más de 1.700 personas sin un motivo aparente.
Westerman es un periodista holandés que estaba viendo la televisión en su época de estudiante cuando una noticia llamó su atención. "Ofrecían imágenes desde un helicóptero de cuerpos sin vida, eran miles, y no solo personas, sino también animales. Pero lo más llamativo era que los periodistas insistían en que no se sabían las causas", ha explicado el autor en rueda de prensa.
A raíz de esta muerte colectiva, se desplazaron al lugar numerosos científicos, militares y periodistas --incluido Westerman, quien elaboró su primer trabajo de investigación-- para resolver el misterioso suceso. Pese a que surgieron dos teorías científicas que colisionaron --en torno a si fueron gases volcánicos o de otra procedencia geológica--, nadie supo dar una explicación definitiva al incidente.
De hecho, a día de hoy los supervivientes a esta fatal noche todavía no han podido volver a sus casas, puesto que la zona continúa en cuarentena y los científicos siguen estudiando el lugar para hallar una explicación. A raíz de ello, fueron surgiendo distintos mitos que han sido el eje de este libro.
"En cierta manera es un trabajo que sirve como banco de pruebas para ver cómo nacen nuevas historias: la gente cree que las leyendas y los mitos son cosas del pasado, pero en realidad siguen ocurriendo", ha apuntado. Así, el periodista holandés ha escuchado todas las versiones posibles y las ha recopilado, sin ofrecer al lector una única posible solución.
"De esta manera consigo crear una nueva historia y no le doy preeminencia a las palabras de los científicos, porque nuestras vidas están más definidas por la interpretación de los hechos que los hechos en sí. Yo no creo en esa expresión que dice que 'los hechos hablan por sí mismos', somos nosotros los que le damos voz", ha explicado.
LA BOMBA DE NEUTRONES
'El valle asesino' se divide en tres partes: por un lado la de los "destructores de mitos", en las que atiende a la investigación científica; por el otro, están tanto la segunda como la tercera parte que atienden a los "pregoneros y hacedores" de mitos, misioneros o 'santeros' de la zona que hablan de la maldición de Satán, del embrujo de un huevo de serpiente pitón o de una bomba de neutrones.
"Hubo un misionero que fue de los primeros en hablar con los periodistas y recordó el incidente como si hubiera habido una explosión de una bomba de neutrones. Estas palabras se volvieron a contar una y otra vez y por el camino se perdió ese 'como si', y es el propio rumor el que evoluciona solo", ha apuntado.
De hecho, Westerman habla de una "competencia" entre las propias historias, donde "la más fuerte" es la que termina evolucionando y las otras quedándose atrás. "Aquí ocurrió con lo de la bomba de neutrones. Las teorías de la conspiración son el mito de la era moderna y hay que abordarlas como tal", ha alertado.
DONALD TRUMP Y LA MENTIRA
Para el autor, la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos supone "la mejor demostración de que hay una falta de respeto a los hechos". "Se cree en la fortaleza de la mentira por encima de esos hechos y encima uno se sale con la suya y acaba de presidente", ha lamentado.
En su caso, 'El valle asesino' es un intento por "presentar un argumento en diálogo con otras historias", sin una narración por orden cronológico y en el que no hay "búsqueda de la objetividad, sino de ser convincente". "Los huesos de los muertos son los únicos hechos que tenemos", ha concluido.