Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vicky Martín Berrocal: "Por lo que he conocido al Benítez, creo que ha habido una lucha ahí"

Vicky Martín Berrocal fue la encargada de presentar los Premios Commodore en su primera edición donde se premia a los mejores taurinos de la campaña 2016. La diseñadora iniciaba su discurso con un tono de humor, haciendo un guiño al acercamiento entre su expareja, Manuel Díaz, y su padre, Manuel Benítez 'el Cordobés': "Es un placer estar aquí y formar parte de estos premios. Todo lo que sé de este mundo me lo enseñó mi padre, todo, el respeto, la pasión, la admiración el hombre que me enseñó a vivir, en definitiva".
Asimismo recordó con orgullo que "Después llegó Manuel, primero he sido 'hija de', luego 'mujer de' un torero, un torero de fuerza, de honor, valiente, un luchador y un hombre con un corazón gigante. Hace dos semanas, no sé si os habéis enterado, que también puedo decir que he tenido un suegro que revolucionó esto, que se llama Manuel Benítez 'el Cordobés'. Así que, no cabe más en mi cuerpo. Soy taurina y no quiero defenderme de nada", declaró.
CHANCE: ¡Qué buen regalo para el día de tu cumpleaños el mano a mano de los hermanos!
Vicky Martín Berrocal: El día de mi cumpleaños.
CH: ¿Irás a verlo?
V.M.B: Vamos a ver lo que hago de aquí al 11 de marzo. Yo creo que es un día importantísimo, me llenó de ilusión que fuera el día de mi cumpleaños, yo creo que es una fecha señalada, lo dije el otro día en Instagram, que Manuel me sigue emocionando, cada día valoro más ese alma tan limpia, esa generosidad, ese olvidar el pasado, ese hacer las cosas difíciles tan fáciles, ese entender... de verdad, se me ponen los pelos de punta. El otro día cuando me lo contó, dije 'No puede ser, se nos olvidó'. Y realmente se le ha olvidado, se le olvida todo. Yo soy muy de eso, yo creo que para tirar para adelante, hay que olvidarse de muchas cosas que te ocurren, porque si no es imposible. y es cierto, Manuel va a torear con su hermano, se van a ver por primera vez, y no sé lo que ocurrirá, pero me parece mágico. Yo creo que el tiempo va poniendo las cosas en su sitio, porque no hay que tener prisa para nada, y bueno, Manuel ha tenido esa paciencia, dio el año pasado ese primer paso, tenemos este, que no es fácil, hablamos de dos toreros de un apellido de un mismo padre, el hecho de que también Julio tire para adelante.
CH: ¿Manuel está contento?
V.M.B: Sí, Manuel está contento.
CH: ¿Sabes que le ha parecido al padre?
V.M.B: No, no tengo constancia de lo que le ha parecido. Pero yo, conociéndole, tiene que estar feliz. Yo siempre digo que el día que pueda hablar, hablaré. Yo, por lo que he conocido al Benítez, creo que ha habido una lucha ahí, y espero que el tiempo me de la razón, y que yo creo que hay un pedazo de tío ahí metido, dentro de sus locuras y de sus arrebatos. Cuando uno cumple edad es como muy cabezota, pero yo creo que lo podemos ablandar.
CH: ¿No te cuesta mantenerte en silencio?
V.M.B: Sí, bueno, pero es que creo que no soy la indicada. Soy la que ha vivido las dos partes, también en esta historia de Julio y Manuel, entonces yo, al final, con cualquier noticia de estas, me doy cuenta de que he convivido con ellos, tengo la información de todos ellos, sé cómo son y entonces me voy muy en esta historia, pero siento que no soy la protagonista. Cuando ellos, hablen, y hablen de verdad, ya vendré yo detrás.
CH: Puedes ser una buena mediadora.
V.M.B: Puedo ser la perfecta mediadora. Porque siempre hay que tener buena actitud, hay que confiar en que las cosas van a salir, no hay que olvidarse de los sueños de cada uno y yo creo que Manuel tiene ese sueño, y Julio ahora está rompiendo a bien, y quiere formar parte de la vida de su hermano, o por lo menos profesionalmente, vamos a ver después.
CH: ¿Has intentado mediar entre padre e hijo?
V.M.B: Hablamos de hace muchos años, pero no creo que sea necesario, fíjate, yo voy a dar un voto de confianza.
CH: ¿Tú estás muy convencida?
V.M.B: Yo sí, yo tengo la sensación, no sé, será que también pienso que hay un alma grande ahí, muchas veces vemos a alguien y decimos 'este es', y después hay otra persona. Yo creo que el Benítez, dentro de que Manuel es inmenso, Manuel 'el viejo', como digo yo, yo creo que tiene algo, tiene que tenerlo ahí.
CH: Tiene una cuenta pendiente también, ¿no?
V.M.B: Yo creo que lo tiene ahí.
CH: Sí, pero sin prisas, ¿no?
V.M.B: Vamos a ver porque lo queremos todos, si hemos estado veinte o treinta año yo siempre creo que la vida te puede sorprender, quién se hubiera imaginado esto, hoy lo contamos como algo muy normal. Hoy decimos 'el 11 de marzo Manuel torea con Julio benítez' y dices '¡anda, mira!' y lo cuentas y te quedas tan tranquila. Eso, hace una semana y media, era impensable que podía ocurrir.
CH: Tu hija al Benítez le llama abuelo, ¿no?
V.M.B: Sí, sus dos abuelos.