Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sotheby's expondrá 'La Tauromaquia' de Goya el 21 y 22 de marzo en Madrid, que en abril podrá verse en Londres

Sotheby's, que lleva proporcionando obras de arte de primera categoría a coleccionistas desde 1744, expondrá en Madrid una obra maestra del grabado español recientemente descubierta en una biblioteca en Francia, 'La Tauromaquia', el conjunto de 33 grabados de Goya.
La exposición tendrá lugar en las oficinas de Sotheby's Madrid, en la calle Alfonso XI, el 21 y 22 de marzo. Posteriormente, las obras encabezarán las ventas de 'Prints & Multiples' en Londres el 4 de abril de 2017, según informa la casa de subasta.
La obra ha permanecido inalterada durante décadas en un libro mayor en la biblioteca de una familia ducal francesa. Los grabados tienen un valor estimado de entre 352.000 y 590.000 euros, debido a la calidad de los materiales, la frescura y a las condiciones de su técnica. Fueron descubiertos por los últimos herederos cuando inspeccionaban la propiedad de la familia.
El propietario original de 'La Tauromaquia' de Goya era Anne Adrien Pierre de Montmorency Laval (1768-1837), cuya herencia del título de marqués de Laval le llevó a formar parte de la Corte de Versalles.
Entonces, el lote de 33 pinturas se puso a la venta en octubre y diciembre de 1816, cuando el embajador francés llevaba dos años residiendo en Madrid. El Duque de San Fernando Luis debió haber adquirido este lote o haberlo recibido como regalo de la corona.
Permaneció en España hasta 1823 y, después, ocupó los cargos de embajador en Roma y Austria, y en la Corte de San Jaime en Londres, sin embargo su carrera acabó con la revolución en 1830 y, en 1831, adquirió el castillo de Montigny.
A su muerte en 1837, todas sus propiedades fueron heredadas por su hija y su yerno que asumió los títulos nobiliarios de la familia, incluyendo el de segundo Duque de San Fernando Luis.