Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sebastián Palomo Linares fallece a los 69 años de edad

Sebastián Palomo Linares ha muerto. El conocido torero y pintor ha fallecido en el Hospital Gregorio Marañón tras haber sido sometido este viernes 21 de abril a un doble bypass aortocoronario a los 69 años de edad.
Como os contábamos estos días el estado de salud del exmarido de Marina Danko tenía un parte poco favorable. Palomo Linares ingresaba el pasado 19 de abril, sabiendo que la inauguración de su exposición taurina con la que estaba tan ilusionado tendría que esperar.
El centro médico emitía un comunicado prudente tras esta delicada operación a la que tuvo que someterse Linares: "El paciente Sebastián Palomo Martínez (Sebastián Palomo Linares), de 69 años de edad, fue intervenido por el Servicio de Cirugía Cardiaca del Hospital General Universitario Gregorio Marañón el 21 de abril de 2017. En dicha intervención se le ha realizado doble bypass aortocoronarios, sustitución de la válvula mitral y reparación de la válvula tricúspide. Estas operaciones se llevaron a cabo sin incidencias. No obstante, dada la situación de disfunción biventricular severa previa a la cirugía, el paciente precisa de soporte circulatorio con dispositivo mecánico, situación en la que se encuentra en la actualidad a la espera de evaluar la recuperación cardiaca. Asimismo, el paciente permanece sedado y con ventilación mecánica. El pronóstico es reservado".
Después de encontrarse en situación de muerte cerebral tras el derrame cerebral que sufría un día después de ser intervenido, los hijos del torero se han trasladado hasta el madrileño hospital, donde a las 17:00 horas de la tarde se ha llevado a cabo la desconexión, después de intentar salvar la mayor parte de sus órganos para donarlos y cumplir así con el último deseo de Palomo.