Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Salma Hayek habla de su medio siglo para la revista The Edit

El próximo 2 de septiembre, la mexicana Salma Hayek alcanzará los 51 años y aunque el paso del tiempo en ella es casi imperceptible ha hablado a la revista The Edit de la aceptación de los cambios físicos que conlleva el paso de lo años.
La actriz, que aparece en la portada de la publicación con una blusa estampada floral de Philosophy di Loenzo, falda de Erdem, cinturón de Prada y anillos de Repossi, confiesa que le gustan las curvas, aunque no esté muy conforme con todas las que hay en su sensual fisonomía. "No voy a mentirte, me gustaría que la curva en algunos lugares entrara en vez de que sobresaliera", señala la de Veracruz. "Me encanta la palabra 'curvy'. Es artística. Una línea recta puede ser aburrida", añadió.
Sin embargo, la protagonista de The Hitman's Bodyguard ha ido cambiando sus perspectiva con respecto a su cuerpo según ha ido envejeciendo y a estas alturas se pregunta si realmente necesita ejercitarse tanto como antes. "A veces digo: '¡Tengo 50 años! ¿Por qué tengo que lucir bien? ¡Ya tengo a mi chico", se pregunta la estrella latina, que al final mantiene su rutina de entrenamiento por salud y por trabajo.
Sin embargo, lo que más odia del paso del tiempo tiene que ver más con sus ojos, y no precisamente con las arrugas o con las patas de gallo. "Soy una persona tan visual y ahora no puedo leer sin depender de las gafas. Ha sido muy, muy triste. Para mí la pérdida de vista ha sido peor que la menopausia", señaló la estrella cinematográfica.
Como la mayoría de las mujeres, Salma tampoco está contenta con su pelo rizado, todo lo contrario que a su marido, François-Henri Pinault, al que le encanta su poderosa melena morena. "No puedo ir a un evento con mi cabello rizado loco. Y él me dice: 'Pero eso es lo que eres, eléctrica. Ellos te conectan al poder y eres eléctrica. Es por eso que tu cabello es así", comenta Salma.