Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Richard Gere y Alejandra Silva sorprenden a los niños del Hospital Niño Jesús de Madrid

Richard Gere y Alejandra Silva han visitado la unidad de oncología del Hospital Universitario Niños Jesús de Madrid para presentar el nuevo proyecto 'El retiro invade el Niño Jesús' de la Fundación Juegaterapia Una intervención arquitectónica en el interior del centro que cambiará por completo la vida de los niños durante sus ingresos en el hospital, transformando las estancias en las que tienen que vivir durante sus largos tratamientos.
Richard Gere y Alejandra Silva han visitado la unidad de oncología del Hospital Universitario Niños Jesús de Madrid para presentar el nuevo proyecto 'El retiro invade el Niño Jesús' de la Fundación Juegaterapia
Una intervención arquitectónica en el interior del centro que cambiará por completo la vida de los niños durante sus ingresos en el hospital, transformando las estancias en las que tienen que vivir durante sus largos tratamientos.
La financiación de este proyecto comienza con una parte de la recaudación de la venta de entradas de la Premiére benéfica de la última película del actor. 'Norman: el hombre que lo conseguía todo', dirigida por Joseph Cedar
CHANCE: ¿Cómo conocisteis el trabajo de Juegaterapia?
Alejandra Silva: Estaba escrito, decidimos hacer la premiere solidaria de 'Norman' para recaudar fondos y Mónica Esteban me hablo de su proyecto para remodelar el hospital pediátrico más grande de España. Nosotros estamos aquí un día pero tenemos que agradecerles a ellos que todos los días trabajen por mejorar la vida de estos niños.
Richard Gere: Estoy muy contento de estar aquí, cuando este proyecto me llegó iba a hacer el estreno benéfico de la película, me gusta más cuando ayuda a recaudar fondos para obras benéficas. Alejandra quería organizarlo y me habló de este proyecto maravilloso para niños y de Mónica, me hizo ver el video promocional de la fundación y realmente me pareció conmovedor y muy especial. En estas cosas sólo con ver la cara de la personas implicadas puedes saber si lo que hacen es para ellos mismos o para otras personas. En este caso se veía claramente que el proyecto giraba alrededor de los niños. Hicimos unos cuantos videos para ayudar al programa, pude pasar tiempo con ellos y me impresionaron realmente. Esa idea de crear un entorno que les permitan sentir la salud, la felicidad y la alegría me llegó realmente al alma. Tengo un hijo de diecisiete años, tengo la enorme suerte de que nunca haya tenido un problema de salud e intento apartar de mi cerebro la posibilidad de que algún día lo tenga pero como padre creo que puedo entender cómo se sienten los que si sufren esto. Realmente no hay nada más importante que cuidar de nuestros hijos. De donde yo procedo no hay ninguna diferencia entre mis hijos y los de esta gente, estamos juntos en esto. Estoy muy contento de estar aquí y de poder contribuir, que la gente sepa lo que aquí están haciendo. Estos niños que van a sobrevivir, es importante que lo hagan un buen nivel de salud psicológico, porque serán los líderes del futuro
CH: ¿Alejandra te enamoró también por su implicación con estas causas?
R.G: Sí, es una persona extraordinaria, lo supe en cuanto la conocí. Cuando conoces a alguien enseguida captas si hay algo o no, los seres humanos somos muy instintivos. En todos estos años en los que vamos conociéndonos más a fondo, una de las alegrías mayores son los proyectos que hemos podido hacer para ayudar. Son uno de los motivos que nos une y con los que hemos podido seguir alimentando y dando energía a nuestra relación. Los seres humanos nos sentimos siempre mejor cuando estamos ayudando a alguien.
CH: Parte del dinero de la premiere de 'Norman, el hombre que lo conseguía todo' será para remodelar las instalaciones transformando el hospital en un jardín. ¿Jugar les influye a la hora de curarse?
R.G: Sí, sabemos claramente que si uno tiene una predisposición mental positiva el cuerpo cura más rápidamente y de manera más completa. No hay que ser meteorólogo para saber en qué sentido sopla el viento. La belleza de la naturaleza también tiene un efecto curativo enorme sobre nosotros.
CH: Es más feliz usted que los niños hoy...
R.G: En mis sesenta y siete años, cuando echo la vista atrás, las cosas que recuerdo que me han marcado han sido aquellas en las que realmente he podido ayudar a otras personas. Ver a estos niños es un florecimiento, una sensación extraordinaria. Ayudarles ahora resuena en su vida entera y eso es la esencia del amor, que es capaz de resonar más allá de un momento y abarcar un planeta o un universo. Esta empresa parte de un hospital pero resonará por el mundo entero.