Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Reyes presiden la presentación de la nueva temporada del Teatro Real con un 'cumpleaños feliz' para Letizia

Los Reyes han presidido la tarde de este jueves la presentación de la nueva temporada del Teatro Real, que se abre con el estreno de la ópera 'Otello' de Guiseppe Verdi, un acto en el que ha tomado protagonismo Letizia en su 44 cumpleaños.
La Reina, que ha acudido a la presentación vestida con un traje negro y a la que se ha visto muy sonriente, ha recibido felicitaciones a su llegada al coliseo madrileño y, en el descanso de la función, ha sido agasajada con un 'cumpleaños feliz' interpretado por la orquesta del Teatro Real.
El público asistente se ha puesto en pie y ha aplaudido en dirección al palco donde estaba la Reina, que ha agradecido el gesto, aunque algo ruborizada.
Los monarcas, que han llegado al Teatro Real minutos antes de las ocho de la tarde, han sido recibidos por los ministros Íñigo Méndez de Vigo (Cultura), José Manuel García Margallo (Asuntos Exteriores) y Rafael Catalá (Justicia), así como el presidente del Patronato, Gregorio Marañón.
Tras saludar en el hall a los asistentes, han tomado posición en el palco para presenciar la ópera, momento en el que han sido recibidos con un sonoro aplauso con el público puesto en pie y el himno nacional.
Entre los asistentes a la presentación de la nueva temporada del Teatro Real se encontraban la presidenta del Congreso, Ana Pastor, el presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, o la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre, entre otros políticos.
Además, han acudido personalidades el secretario de Estado de Cultura, José María Lasalle, el director de la RAE, Darío Villanueva, así como personalidades del mundo empresarial y del mundo de la comunicación.
La temporada del coliseo madrileño se ha abierto con la ópera 'Otello', una coproducción junto con el con la English National Opera y la Ópera Real de Estocolmo, en la que destaca el tenor norteamericano Gregory Kunde en el papel protagonista.
El director de escena David Alden y el director musical Renato Palumbo recuperan un "blockbuster" de finales del XIX, que vio la luz gracias al editor musical Giulio Ricordi, que consiguió ver su anhelo estrenado en La Scala de Milan en 1887. Al Teatro Real llegó por primera vez en 1890.
Con tal empresa, Verdi recuperó su estatus de 'star system' del momento, ya que se encontraba discretamente retirado cuando le llegó una propuesta del editor Ricordi: recuperar el famoso texto de Shakespeare sobre los celos de Otello hacia Desdémona. El resultado, según el director del Teatro Real, Joan Matabosh, que recupera la voz del crítico británico Bernard Shaw, fue "un drama escrito por Shakespeare al estilo de la ópera italiana".
El libreto del compositor y poeta Arrigo Boito simplifica la trama shakesperiana profundizando en la complejidad de los personajes y sus relaciones y Verdi utiliza todos sus recursos creativos al servicio de la dramaturgia, creando una partitura sin fisuras, en la que se funden y se disuelven arias, dúos, recitativos y ariosos, para que no decaiga nunca la tensión.
El libreto, además, aborda claves contemporáneas: la política, los celos, el amor o la búsqueda de poder. Sin embargo, desdeña otro asunto de rabiosa actualidad: el racismo. Si la composición de Verdi ya se había encargado de minimizar su presencia, en este montaje ha desaparecido por completo. Sólo dos referencias al 'moro de Venecia' (y son en alusión de Iago a los celos) y el hecho de que el director de escena haya decidido no teñir de negro a 'Otello' evidencian que no hay debate sobre xenofobia en escena. Tampoco hay que entenderla en clave de violencia de género, según sus responsables.
Alden ha optado por enfatizar el conflicto interno de Otello, el guerrero que esconde una inseguridad explotada por Iago y que se mueve por un escenario convertido en derruida y sombría ciudad mediterránea, diseñada por el escenógrafo Jon Morrell para acentuar el clima de terror del drama shakespeariano.
Renato Palumbo, viejo conocido del coliseo madrileño, vuelve de nuevo con la soprano albanesa Ermonela Jaho, en el papel de Desdémona, y que triunfó con su interpretación de La traviata, en 2014. Estará acompañada por el mencionado tenor Gregory Kunde, uno de los más alabados intérpretes en el papel de Otello, que también inauguró la pasada temporada del Real con su aplaudido Roberto Devereux, y que protagonizará la Norma que se ofrecerá en octubre y noviembre.
Junto a ellos, encarnando al sádico y sibilino Iago, estará el barítono George Petean, que acaba de participar en la ópera I puritani que puso fin a la pasada temporada. Este trío protagonista se alternará con la soprano armenia Lianna Haroutounian, el tenor Alfred Kim y el barítono Àngel Òdena, en el segundo reparto.
El coro Pequeños Cantores de la Comunidad de Madrid, dirigido por Ana González, y el Coro Titular del Teatro Real, preparado, como siempre, por su director titular, Andrés Máspero, actuarán una vez más junto a la Orquesta Titular del Teatro Real, bajo la batuta de Renato Palumbo.
El Teatro Real arrancará así una temporada en la que el número de abonos ha alcanzado los 20.000 abonos con trece funciones de esta coproducción, que estará hasta el día 3 de octubre, a la que se unirá una exposición sobre el archivo histórico Ricordi. El próximo 24 de septiembre, la ópera se retransmitirá en directo en lugares emblemáticos de Granada, Murcia, Sevilla y Valladolid.