Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Reyes inauguran este viernes la Feria del Libro de Madrid más "sostenible" de las últimas ediciones

Los Reyes inaugurarán este viernes 26 de mayo una nueva edición de la Feria del Libro de Madrid que espera confirmar su recuperación económica tras la crisis y que contará con varias novedades coincidiendo con la llegada al frente de la dirección de Manuel Gil, entre ellas la de apostar por un evento sostenible.
Los monarcas, como es habitual, pasearán por el recinto habilitado en el Parque del Retiro y adquirirán varios ejemplares de distintas casetas. Sus majestades estarán acompañados por el presidente portugués, Marcelo Rebelo de Sousa, al que posteriormente ofrecerán un almuerzo en el Palacio de la Zarzuela.
"Durante los últimos años, la feria ha alcanzado cotas de excelencia muy notables y el reto es mejorar esto aún si cabe, con pequeños cambios desde la continuidad. Será una buena feria, por lo que lanzamos un cauto mensaje de optimismo y confianza", señaló Gil en la rueda de prensa de presentación del evento.
Las cifras de anteriores años se han movido en torno a los dos millones de visitantes y una facturación en 2016 de 8,2 millones de euros, lo que suponen "ventas muy altas para la crisis". Las previsiones para esta edición son superar ambos datos, aunque Gil ha instado a ser "cautos". "Podemos tener una excelente feria, pero si se pasan los 17 días lloviendo...", alertó.
Una de las aportaciones de la dirección para este año será un proyecto en colaboración con la ONG Plantamos Árboles, que repartirá 1.200 cepellones entre los visitantes de la feria para la plantación de nuevos árboles. La Feria del Libro ha apostado por este proyecto verde por "responsabilidad" respecto a su ubicación en el Parque del Retiro, declarado de interés público.
"No estamos inventando nada con esta iniciativa, es algo que ya se hace en otras ferias latinoamericanas y nos pareció buena idea. El Retiro tiene limitaciones de crecimiento, de horarios, de entrada de vehículos y tenemos responsabilidad por el mantenimiento del parque", señaló Gil.
En este sentido, ha defendido que se trata de una iniciativa que ha salido de la propia dirección de la feria, aunque "ha sido recibida con los brazos abiertos" desde el Ayuntamiento de Madrid. Gil ha resaltado que el objetivo será el de tener el "sello cultural sostenible", además de adelantar que "no hay tema que discutir" sobre la celebración de futuras ediciones en el Parque del Retiro.
CASI 500 EXPOSITORES Y MÁS DE 360 CASETAS
La 76ª edición de la Feria del Libro de Madrid, que estará hasta el próximo 11 de junio, se compondrá de 367 casetas y 488 expositores (24 organismos oficiales, 24 distribuidores y venta a crédito, 63 librerías especializadas, 53 librerías generales y 324 editoriales).
El cartel de esta edición corresponde a la diseñadora Ena Cardenal de la Nuez, quien propone un juego gráfico con la forma en que popularmente se conoce a los madrileños.
Portugal será el país invitado en esta edición, más de una treintena de autores de esta lengua. Tras su participación en la inauguración con los Reyes, Rebelo de Sousa acompañará a las 16.00 horas al ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, en la entrega del Premio Luso-Español de Arte y Cultura 2016 a la escritora española Pilar del Río.
Este galardón, que otorgan ambos países y se entrega con carácter bienal, reconoce contribuciones significativas al reforzamiento de los lazos entre España y Portugal a través la obra de un creador en el ámbito del arte y la cultura en cualquiera de sus manifestaciones. La pasada edición fue premiada la escritora portuguesa Lidia Jorge.
UNA FERIA DEL LIBRO INTERNACIONAL
Las encuestas a visitantes y expositores será también otra de las iniciativas que se llevarán a cabo en esta feria para mejorar una edición que "casi se puede considerar ya nacional y se quiere poner en valor internacional". Las actividades culturales, eventos y firmas superarán la cifra de 5.000, ratios que "sitúa a esta feria a la altura de las grandes ferias internacionales".
Otras novedades serán la inclusión de programas específicos para jóvenes --booktubers, concursos de escritura instantánea--, mejores rotulaciones en las casetas y la instalación de fibra óptica o conmemoraciones en torno a figuras destacadas de las letras como Gloria Fuertes o Miguel Hernández.
"En todas las ferias siempre se produce la discusión respecto a la irrupción de las redes sociales, Internet y la digitalización. Nosotros indagamos en ese aspecto tecnológico, pero siempre atendiendo a que es una feria para el libro en papel", añadió Gil, quien recuerda que las casetas están autorizadas a vender descargas digitales de libros.