Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Reina Sofía asiste al Réquiem de Verdi junto a Cospedal y Rajoy

Su Majestad la Reina Doña Sofía ha llegado a las 20:00 horas a la Catedral de Toledo, donde va a asistir a la representación del Réquiem de Verdi dirigido por Riccardo Muti, un acto dentro de la programación del IV Centenario de la muerte del Greco que este año se conmemora en Castilla-La Mancha.

A su llegada le esperaban el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal; el presidente de las Cortes castellano-manchegas, Vicente Tirado; el alcalde de la ciudad, Emiliano García-Page; y el delegado del Gobierno en la Comunidad Autónoma, Jesús Labrador.
También han estado presentes para recibirla el presidente de la Fundación Greco 2014, Gregorio Marañón; y el ministro de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert. Antes de entrar, la Reina Sofía ha saludado desde la distancia a las decenas de personas que le esperaban.
Se trata de un concierto dirigido por Riccardo Muti al frente del Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real, el Coro de la Comunidad de Madrid y la Orchestra Giovanile Luigi Cherubini, fundada por el director napolitano en 2004. También participan la soprano Tatjana Serjan, la mezzo Ekaterina Gubanova, el tenor Francesco Meli y el bajo Ildar Abdrazakov.
El maestro Muti ha elegido para esta cita una obra cumbre del repertorio musical, con la que Verdi decidió despedirse de la composición y en la que el dramatismo alcanza una intensidad desbordante.
El concierto, para el que se agotaron las entradas semanas antes de su puesta en marcha, se ha podido seguir a través de una pantalla gigante desde la plaza de Zocodover, lugar definitivo tras descartarse la emisión desde la plaza del Ayuntamiento debido a la previsión de que una gran afluencia de público pudiera ocasionar un problema en los aledaños de la Catedral.