Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La familia de Muñoz Ramonet, dispuesta a entregar las obras si se exhiben en el MNAC

Este jueves el Ayuntamiento amenazó con una intervención de las fuerzas de seguridad
La familia de Julio Muñoz Ramonet se ha mostrado dispuesta a entregar los cuadros de Francisco de Goya y de El Greco del legado del industrial millonario cedido a favor del Ayuntamiento de Barcelona si se garantiza que éstas estarán expuestas en el Museu Nacional d'Art de Catalunya, ha dicho el abogado Jos Prado a Europa Press.
"Pedimos una serie de garantías a partir de las cuales se nos diga que las obras quedarán expuestas al público porque el objeto de esta actuación es que estas obras de arte se vean por parte del público", ha remarcado en declaraciones a TV3 recogidas por Europa Press.
"Por tanto, queríamos que el MNAC nos confirmara que no estarían encerradas en un almacén del museo, sino que serían exhibidas", ha subrayado.
En declaraciones a Europa Press, ha asegurado que la familia hace tiempo que está intentando devolver las obras, pero a través de un "pacto del envío" en que quede certificado todo el proceso y un documento firmado por el museo en que se comprometa a exhibir las piezas.
El abogado ha criticado una "sobreactuación" del Ayuntamiento de Barcelona en esta cuestión, después de que el consistorio advirtiera este jueves de su intención de llegar "hasta el final" para recuperar los cuadros de Francisco de Goya y de El Greco.
También dijo que pediría la intervención de las fuerzas de seguridad, después de que la mañana de este jueves se personara una comisión judicial en un domicilio de Madrid para ejecutar la sentencia y se haya negado la apertura.
Lo dijeron el teniente de alcalde y presidente de la Fundación Muñoz Ramonet, Jaume Asens, y el teniente de alcalde de Cultura y patrón de la fundación, Jaume Collboni, que aseguraron que las dos obras forman parte del "patrimonio cultural" de Barcelona y que la familia vuelve a incumplir la sentencia firme del Tribunal Supremo (TS) que determinaba que el Ayuntamiento era el legítimo propietario.