Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Malena Costa: "A Mario le hace muchísima ilusión que vaya a ser un niño"

Malena Costa ha entrado en la recta final de su segundo embarazo ejerciendo de embajadora de una conocida marca dentífricos. La modelo, que dará a luz el próximo mes de agosto, ha confesado que está viviendo un embarazo muy bueno y sin molestias.
Malena Costa y su pareja, el futbolista Mario Suárez dieron la bienvenida a su primera hija, Matilda, hace sólo diez meses, y a los cuatro meses volvió a quedarse embarazada. Toda una sorpresa para la pareja, que pensaba darse el "sí, quiero", este verano. A tres meses de dar a luz, la pareja ya sabe que será un niño al que llamarán Mario, un nombre en honor al jugador y al padre de éste.
CHANCE: Te sobran los motivos para sonreír y lucir sonrisa.
Malena Costa: Sí, desde que me enteré que estaba embarazada de Matilda, hace casi dos años, he tenido una época súper feliz. Siempre lo he sido, pero realmente hasta que una no es madre no conoce la felicidad a la que una persona puede llegar y el amor que puede llegar a sentir. Estoy contenta y no se me quita la sonrisa de la boca.
CH: ¿Está siendo muy diferente este segundo embarazo?
M.C: Está siendo bastante parecido. La gente siempre te dice que si el primero es bueno el segundo será malo, pero no tiene porqué. Está siendo como el de Matilda, incluso estoy más activa. Tengo menos tiempo para descansar por el trabajo y cuidar a la niña, pero tengo mucha más energía.
MALENA COSTA: "A MARIO LE HACE MUCHÍSIMA ILUSIÓN QUE VAYA A SER UN NIÑO"
CH: ¿Cómo lo está viviendo Mario?
M.C: Le hace muchísima ilusión que vaya a ser un niño, pero con la niña se le cae tanto la baba que ahora dice que no le habría importado que fuese otra niña. Antes de ser padres tenía preferencia por un niño, pero ahora le da igual.
CH: El niño se llamará Mario, ¿Lo ha elegido él?
M.C: A él siempre le ha hecho ilusión Mario porque su padre también se llama así, y a mí es un nombre que me encanta. Entre los dos hemos decidido llamarle Mario.
CH: Matilda todavía es muy pequeña, ¿Se entera de algo de lo que está pasando?
M.C: Por ahora le enseño mi barriga y solo le llama la atención el ombligo (ríe). Creo que son más listos de lo que pensamos, le voy diciendo y contando cosas, pero tiene diez meses y aún es muy bebé. Supongo que en verano empezará a darse cuenta, y sino cuando se lo enseñe (ríe).
CH: Nacerá en agosto.
M.C: Sí, a mediados de agosto, estoy de seis meses.
MALENA COSTA: "FÍSICAMENTE DICEN QUE SE PARECE BASTANTE A MI MADRE, QUE ES SUECA Y TIENE LOS OJOS AZULES"
CH: ¿A quién se parece más Matilda?
M.C: Físicamente dicen que se parece bastante a mi madre, que es sueca y tiene los ojos azules, pero tiene mezcla de ambos. Como persona de pequeña era tan tranquila que no parecía hija nuestra porque los dos somos muy activos. Ahora ha empezado a activarse y se parece a los dos. Es muy cotilla, muy mujer (ríe).
CH: Teníais planes de boda, ¿Qué va a pasar?
M.C: Antes siempre pensaba que la boda sería antes que los hijos, pero los planes han salido de otra forma. Casarnos no es una prioridad, cuando nazca Mario ya veremos pero no será algo inmediato. Necesitamos un poco de tiempo para disfrutar de nuestros niños y de nosotros. Ahora mismo no tenemos la boda en mente.
CH: ¿Habríais esperado más para volver a ser padres?
M.C: Ha sido una sorpresa, me habría casado y después habría tenido otro. Eso pensándolo, sin pensarlo me encanta que sea así porque tengo dos hijos muy seguidos. Me quedé embarazada cuando Matilda tenía cuatro meses, ha sido volando.
MALENA COSTA: "COMO MADRE SOY PROTECTORA PERO HASTA CIERTO LÍMITE"
CH: ¿Cómo eres como madre?
M.C: Soy protectora pero hasta cierto límite, no creo en eso de sobre proteger a los hijos. Todos tenemos unas ideas de cómo educar o según cómo lo han hecho tus padres contigo, pero cuando te ves en la situación cada niño tiene un carácter y una personalidad. Le dejo libertad, si se cae que se levante.
CH: ¿Es más estricto Mario que tú?
M.C: Depende con qué, él en algunas cosas y yo en otras, nos complementamos en ese sentido.
CH: Ahora vives en Valencia, ¿Dónde tienes pensado dar a luz?
M.C: No lo sé ni yo, pero creo que será en Madrid porque quiero repetir con el equipo médico con el que di a luz a Matilda.
CH: ¿Ya tienes todo preparado en casa para la llegada del nuevo niño?
M.C: Lo tengo ya todo medio preparado porque todavía no sé dónde viviremos. Lo tengo todo preparado pero no puesto, además tengo muchas cosas de Matilda que me van a servir. Hay que cambiar el rosa por el azul (ríe).
CH: ¿Mario te ha hecho algún regalo por el embarazo?
M.C: Me hizo uno pero cuando nació Matilda, me regaló un reloj muy bonito escrito por detrás.
CH: ¿Está siendo Mario el padre que imaginabas?
M.C: Sí, la verdad es que sí. Es muy buen padre, tenemos nuestras diferencias pero las hablamos. Padre y madre tienen que hacer un equipo, a uno se le dan mejor unas cosas y al otro otras.
CH: ¿Seguís sacando tiempo para la pareja?
M.C: Sí, pero a mí me gusta estar tanto con mi hija que no es que lo necesite. Es importante tener momentos para estar los dos y poder dejar a la niña con los abuelos o los amigos.