Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

MNAC acusa al Gobierno aragonés de aportar información "imprecisa" del Monasterio de Sijena

Pide la entrada de especialistas para estudiar las condiciones de la sala capitular
El Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC) ha acusado este miércoles al Gobierno de Aragón de aportar información "insuficiente e imprecisa" sobre el estado real y las condiciones de la sala capitular del Monasterio de Villanueva de Sijena, en el que reclama restituir las pinturas murales del siglo XIII conservadas en el museo catalán.
Según ha informado la institución en un comunicado, el museo ha presentado este martes ante el Juzgado de Primera Instancia número 2 de Huesca la respuesta al requerimiento ordenaba el traslado de las pinturas murales a la espera de fallarse sentencia definitiva.
La presentada este martes es la respuesta final a la orden elevada el pasado 2 de noviembre, y ante la que el MNAC ya había presentado un escrito de oposición y había aportado informes científicos encargados por el museo a centros del territorio.
De hecho, el museo presentó la pasada semana ante el juzgado el informe de la conservadora italiana Simona Sajeva, una de las especialistas mundiales en la materia, que alertaba de la "imposibilidad" de realizar el traslado sin dañar las pinturas.
El escrito del museo presentado esta semana alerta también de que la documentación presentada recientemente por el Gobierno de Aragón sobre las actuaciónes que están llevando a cabo en el Monasterio de Sijena es "del todo imprecisa y falta de datos técnicos necesarios para evaluar elementos fundamentales".
"Ante los diferentes informes aportados por el museo y realizados por universidades y expertos de reconocido prestigio, la documentación del Gobirno de Aragón no cumple los requisitos mínimos exigibles", critica el museo.
A su juicio, la documentación aportada por el Gobierno aragonés muestra un "desconocimiento absoluto de las necesidades de conservación de las pinturas y se limita a asegurar que la sala reunirá las condiciones necesarias, sin aportar estudios ni técnicas que lo avalen".
Según el MNAC, no existe un diagnóstico preliminar ni se informa sobre estudios climáticos previos necesarios para determinar un proyecto de intervención y una propuesta de instalaciones capaces de contrarrestar los problemas endémicos de humedad que sufre el edificio.
"No se han estudiado ni el estado de las piedras ni la presencia de microorganismos", y no quedan claras las soluciones adoptadas para las aperturas de luz natural, perjudicial para la conservación de las obras.
ESTUDIO CLIMÁTICO
El museo ha criticado que tampoco se prevé un estudio climático una vez finalizadas las obras para comprobar cuál es la respuesta de las salas y de las instalaciones antes de que ingresen las obras de fragilidad extrema.
La información aportada por el mismo Gobierno de Aragón "confirma además la presencia de elementos de cemento armado en los muros perimetrales y los arcos", tal como señala el informe de Sajeva
El museo ha considerado "imprescindible" conocer a fondo la situación de la sala capitular, incluyendo los accesos y ha solicitado al Gobierno aragonés y a la comunidad religiosa autorizar la entrada a especialistas designados por él mismo, tanto de su personal interno como de la doctora Sajeva para realizar estudios 'in situ'.
También ha pedido acceso a toda la documentación técnica sobre las intervenciones realizadas hasta la fecha, y ha solicitado a la juez que realice una inspección a las pinturas en el MNAC.