Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lorraine Pascale confiesa haberse sometido a terapia para superar problemas con la comida

Su vida y su trabajo son la cocina, pero Lorraine Pascale ha sorprendido a millones de su fans al confesar que padece trastornos alimenticios. La presentadora y chef reveló haber recurrido a terapia para superar sus problemas con la imagen, un conflicto personal que arrastraría desde su época como modelo de pasarela.
"He pasado mucho tiempo sin que me gustarán partes de mi cuerpo... Fui muy estricta física y mentalmente en el pasado y el resultado normalmente era que entraba a las tiendas para hincharme de comer", escribía la estrella de la cadena BBC 1 en su blog. "Después de un rato comiendo me empiezo a arrepentir por haberlo hecho y me siento mal por mi cuerpo. Y así el ciclo continua de tal manera que castigarme por ello me hace volver a comer emocionalmente para sentirme bien durante ese minuto fugaz", añadió.
Sin embargo, la conductora de Canal Cocina envía un mensaje positivo y esperanzador a todos sus seguidores al admitir que se puede superar. La exmaniquí de 44 años aseguró que sus amigos le han ayudado con su apoyo y sus buenos consejos. "Ellos me alentaron y me ayudaron a localizar esa fuerza fuerza interior hacia una autoaceptación", subrayó la experta gastrónoma.
Pascale, que cursó estudios culinarios en la escuela Leith, es un habitual en la parrilla sabatina del canal público británico y ha logrado una enorme popularidad en Estados Unidos con programas como 'The Worst Bakersy The Holiday Baking Championships'.
Después de graduarse con honores en Culinary Arts Management por la Universidad de Londres y trabajar con Gordon Ramsay y Tom Aikens, fue captada por el agente de Naomi Campbell. Tras firmar con una conocida agencia de modelos, recorrió las pasarelas de París, Nueva York y Londres para Chanel, Karl Lagerfeld e Yves Saint Laurent. Lorraine dejó la moda tras el nacimiento de su hija, Ella, para concentrarse en su actual profesión.