Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lamar Odom al banquillo de la NBA tras terminar la rehabilitación

Tres días después de su salida del centro de rehabilitación, Lamar Odom baraja seriamente unirse al grupo de entrenadores de su antiguo equipo como jugador, Los Ángeles Lakers. El exjugador de la NBA se siente motivado e ilusionado en esta etapa de su vida en la que pretende dejar atrás definitivamente sus problemas con las adicciones y retomar el contacto con el deporte que le lanzó al estrellato, el básket.
Según TMZ, el exmarido de Khloé Kardashian ya habría hablado con el actual coach del equipo angelino, Luke Walton, para sumarse brevemente en labores de preparador de los jugadores. A pesar de sus múltiples abusos de las drogas y el alcohol a lo largo de su carrera deportiva, Lamar siempre ha sido respetado por los aficionados del Staples Center por su papel clave en la consecución de los dos anillos logrados por el conjunto cuando estuvo en sus filas.
Esta decisión coincide con un momento de transformación para la estrella televisiva, tras su recaída la pasada primavera después de estar a punto de perder la vida en noviembre de 2014 debido a una sobredosis que le mantuvo varios días en coma. Sus hijos, Jayden y Lamar, fruto de su primer matrimonio con Liza Morales, se han convertido en la principal razón por la que Odom ha decidido dar un giro a su vida y completar el tratamiento de 35 días en un centro especializado en adicciones. En 2006, el exdeportista vivió sus horas más bajas, la muerte de su pequeño Jayden, su tercer hijo, fallecido al año de su nacimiento. Una pérdida que provocó la caída en picado de la estrella del baloncesto que parece que empieza a renacer.