Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Johnny Depp la lía al bromear con matar a Donald Trump

Johnny Depp la lía al bromear con matar a Donald TrumpEFE

Las declaraciones de Johnny Depp durante la presentación de un festival en Reino Unido le han jugado una mala pasada. El actor insinuaba con el asesinato de Donald Trump con frases como: “¿Cuándo fue la última vez que un actor asesinó a un presidente?”, en referencia a la muerte de Abraham Lincoln. Una vez más, el presidente de Estados Unidos es el objetivo de los artistas americanos, como ya lo fue la cantante Madonna, quien insinuó que estallaría la Casa Blanca.

El actor Johnny Depp brome sobre asesinar al presidente de Estados Unidos Donald Trump. Las declaraciones las realizó en Glastonbury, un pueblo al sur de Bristol en Reino Unido, durante la presentación del Festival de Artes Escénicas Contemporáneas 2017.
El intérprete, que presentaba  su película ‘The Libertine’ junto al director Julian Temple, comenzó su aparición ante el público hablando sobre el presidente Donald Trump.  “Creo que necesita ayuda”, comenzó diciendo Johnny Depp, declaraciones que arrancó aplausos del público, como informa The Guardian.
“Es solo una pregunta. No estoy insinuando nada”, continuaba diciendo. “¿Cuándo fue la última vez que un actor asesinó a un presidente?”, preguntó irónicamente el actor, en referencia a la muerte de Abraham Lincoln por John Wilkes Booth en 1865.
Trump: objetivo de los artistas en Estados Unidos
Durante la multitudinaria Marcha de las Mujeres de Washington el pasado mes de enero, la cantante Madonna mostró su desagrado con el presidente Donald Trump con unas declaraciones que provocaron la ira del magnate estadounidense. “He pensado en hacer explotar la Casa Blanca, pero escojo el amor”.
Ante estas palabras, Donald Trump respondió con un escueto: “Es una asquerosa”.