Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Isabel Muñoz, Premio Nacional de Fotografía: "Ser mujer me ha ayudado a entrar en mundos mágicos para la fotografía"

La fotógrafa Isabel Muñoz, galardonada con el Premio Nacional de Fotografía que concede el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, este jueves, 17 de noviembre, ha explicado que de ser mujer le ha ayudado "a entrar en universos a los que no habría podido entrar de no serlo".
Así, Muñoz ha asegurado en entrevista a Europa Press que está muy contenta de ser mujer y que, aunque no ha notado directamente una discriminación, sí que le molesta que le prohíban las cosas y "más por el hecho de ser mujer". Aun así, considera que no ser un hombre le ha permitido fotografiar cosas que no habría podido hacer siendo al revés.
"Me ha permitido entrar en el corazón de aquellos países en los que una mujer nunca miraría a un hombre de esa forma. Yo creo que hay un lenguaje universal con el que te comunicas y me ha encantado ser mujer y poder entrar en esos mundo mágicos de la mujer tanto cuando la mujer es feliz como cuando no lo es. Poder compartir eso es maravilloso", subraya.
Muñoz ha compartido que recibir este premio ha sido una "magnífica noticia" y que se ha emocionado al enterarse. Además, ha querido agradecer este galardón a las personas que la han ayudado a lo largo de los años y junto a los que ha ido creciendo.
"También nosotros los comunicadores, que tenemos muchas dudas de si nuestro trabajo sirve para algo, es un reconocimiento y siento mucho agradecimiento a las personas que han pensado en dármelo", señala.
La fotógrafa ha defendido la importancia de la cultura al entender que "habla de nosotros" y, por ello, ha alertado de que "se podría hacer mucho más" en este campo.
"Creo que todos los esfuerzos son pocos para impulsar el mundo cultural. Hay muchos mundos que hay que relanzar, no solo la cultura. Si tuviera una varita mágica claro que me gustaría hacerlo mejorar. Creo que se están haciendo cosas pero que se podrían hacer muchas más, y que hay prioridades", indica.
En este sentido, ha señalado que el español es "muy creativo" y la gente joven necesita ayudas y ser reconocida porque al principio "cuesta mucho", a nivel particular y de las fundaciones. Así, ha declarado que no tiene que ser tema político, sino universal.
EL CONGO, UN ANTES Y UN DESPUÉS
A lo largo de su carrera, Muñoz asegura que ha tenido todo tipo de experiencias y nunca ha fotografiado "nada que no ame". "Es muy difícil elegir que experiencia puede ser la más bonita porque cada una cuenta algo y te toca de alguna forma especial. Luego la vida te hace que todas ellas formen parte de ti", ha confesado.
Aun así, la fotógrafa ha destacado su etapa en el Congo, donde asegura que su visita creó un "antes y un después" en su trabajo. Allí, trabajó conoció una "realidad tremenda" de la mujer, los derechos humanos y los primates.
Respecto a estos animales, Muñoz lo califica de una experiencia "maravillosa" porque ha descubierto muchas cosas del ser humano a través de estos animales. "He descubierto que sienten la misma curiosidad que nosotros cuando nos ponemos delante de una cámara. Hasta ese momento nunca había fotografiado la naturaleza, sin embargo a través de ellos, he aprendido muchas cosas que te hacen cuestionarte a ti mismo como ser humano y luchar por sus derechos", explica.
En este sentido, la fotógrafa cree que todavía quedan muchas por contar. Aunque lleva años recorriendo España para fotografiar, insiste en que siempre hay algo nuevo que descubrir. Hace poco, comenzó a capturar los océanos y su cuidado, del daño de los plásticos, algo que no había contado antes.
DEFENSORA DE LA REVOLUCIÓN DIGITAL
A lo largo de su carrera, Muñoz ha tomado gran parte de sus fotografías en Blanco y Negro, para ella, esto se debe a que este recurso aporta misterio, crea una sensación atemporal y distancia. Aun así, considera que no todos los temas se pueden trata con estas tonalidades, pues todo depende de lo que se quiera contar.
El mundo de la fotografía, que muchas veces crea un debate de si usar lo analógico o lo digital, Muñoz tiene claro que se está viviendo un momento "maravilloso" con los nuevos descubrimientos. "Lo que me gusta hacer es coger todo lo que me dan esas nuevas tecnologías para potenciar mi trabajo. Por eso voy del uno al otro para intentar hacer la fotografía más potente. Me encanta descubrir y experimental", señala.
Así, se ha considerado una "total defensora" de toda la revolución digital a la que se está enfrentado. Considera que es un momento mágico y lo ha comparado con "los sentimientos de los primeros fotógrafos en el siglo XIX cuando hacían sus descubrimientos y los iban compartiendo.