Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Irene Rosales: "Mi hijo adora a su hermana. Y su hermanita lo adora a él."

Éste era uno de los momentos más esperados por Kiko Rivera desde el pasado día de Reyes. Y es que el DJ llevaba todos estos días sin ver a su hijo Francisquín. Ya nos enteramos que el niño había estado en Londres con su madre, Jessica Bueno. Desde que a su pareja, Jota Peleteiro, le fichó de nuevo el equipo inglés, Jessica y el niño pasan mucho más tiempo en tierras británicas acompañando al futbolista. Algo que a Kiko no le termina de convencer. Y es que entre la rutina diaria, el trabajo y ahora Londres, el Dj tiene mucho menos tiempo con su hijo Francisquín. Kiko llegaba a la capital andaluza este mismo viernes para recoger a su niño, justo después de haber estado apoyando a su mujer en un acto promocional y el reencuentro entre padre e hijo era de lo más tierno.
La que también ha hablado sobre este reencuentro es la propia Irene Rosales. Y es que su hija Ana y Francisquín se llevan estupendamente. "Bueno, cuando se pueden ver, se ven. Cuando lo tenemos, por supuesto, están juntos. Además, le adora; adora a su hermana. Y su hermanita lo adora a él. Por tanto, es algo muy bonito."
En cuanto a una posible custodia compartida entre Kiko y Jessica, Irene ha preferido no mojarse: "Bueno, son cosas que pasan, no lo sé, la verdad. Si te soy sincera no lo sé. Es algo de Kiko y la mamá del hijo de Kiko... Y si es así, pues nada, es algo que no podemos hacer..."
Además, niega que se interpusiese alguna demanda contra la modelo por llevar tarde al niño el día de su boda: "Que yo tenga entendido, no. Es verdad que el niño llegó tarde, pero venía en avión y no... no sé por qué".
Por el momento, lo que está claro es que a Kiko le queda todo el fin de semana para disfrutar de sus pequeños.