Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Green Day y Foo Fighters, primeros confirmados para el Mad Cool 2017, que sube el precio de entrada general

El madrileño Mad Cool Festival ha anunciado este jueves la presencia de Foo Fighters y Green Day como cabezas de cartel para su segunda edición, que tendrá lugar en la Caja Mágica los días 6 a 8 de julio de 2017, según han anunciado los organizadores. Minutos antes de que el festival confirmara a Foo Fighters y Green Day, los primeros ya habían anunciado su presencia el jueves día 6 a través de sus redes sociales.
Las entradas saldrá a la venta este lunes, 14 de noviembre, costarán 105 euros para las personas con la tarjeta Mad Cool y 125 euros o 145 euros por el abono de tres días para el resto, en función de la fecha de compra (las primeras 10.000 entradas se venderán a 125 euros). "Creemos que 145 euros con el cartel que va a haber no es un precio caro --ha incidido el codirector del festival, Javier Arnaiz.-- El precio del año pasado fue muy barato".
En la pasada edición del festival, el abono general de 3 días sin oferta costaba 115 euros, un precio que, según los directores del evento, era "muy barato" y que tenía sentido "por ser un festival nuevo".
Las fechas del festival coinciden con otros eventos similares, como el BBK y el Nos, pero los organizadores se han mostrado convencidos de que no afectará a la asistencia y "esperan superar la de 2016". Según han explicado, el cambio de fechas responde a que durante el mes de julio es más fácil "tener mejor cartel" y lograr contrataciones que durante el mes de junio.
La segunda edición del evento espera reunir a entre 60 y 65 bandas musicales e incluirá cambios organizativos en la gestión de espacios. Tendrá lugar en la Caja Mágica y contará con cinco escenarios y el retraso de los horarios, para evitar las horas de mayor calor y favorecer el uso del transporte público a la salida.
Los organizadores, que aseguran que ya están trabajando para la tercera edición, han valorado la primera edición como "todo un éxito", con más de 102.000 asistentes y apenas incidencias ("algunos mareos y alguna torcedura de tobillo", según el codirector del festival, Farruco Castroman. Sin embargo, han reconocido que, igual que "se hicieron muchas cosas bien" también hubo errores que corregirán el edición de 2017, como "las colas del jueves" en las barras para pedir bebidas o las dificultades en el movimiento entre unos escenarios y otros.
Por ello, la segunda edición contará con cinco escenarios y, respecto de la anterior, se eliminarán los espacios 'indoor' que, según han indicado, fueron los que generaron mayores problemas de acceso en momentos de gran volumen de personas desplazándose dentro del recinto. Además, se reubicarán las zonas de restauración para hacerlas "más cómodas" para el público respecto de la anterior edición y se retrasarán los horarios, para evitar las horas de más calor y procurar que los conciertos terminen a una hora en que ya esté funcionando el transporte público.
LA PRIMERA EDICIÓN TUVO UN IMPACTO DE 23,2 MILLONES DE EUROS
Los dos directores del festival, Javier Arnaiz y Farruco Castroman, han presentado algunos de los datos de la primera edición del Mad Cool Festival, que congregó a un total de 102.437 asistentes y generó cerca de 2.000 empleos, sin contar con las subcontrataciones, según han explicado.
La organización ha encargado un estudio de impacto del festival a la consultora PwC, cuyos resultados cifran la cuantía económica generada en 23,2 millones de euros que "se han dejado en la comunidad y en la ciudad de Madrid", según Castroman.
Casi un 60% de los asistentes al evento procedían de la comunidad de Madrid, mientras que el resto provenían en su mayoría de otros puntos de España pero también de más de 40 países, principalmente de Reino Unido, Alemania y Francia pero también de países de otros continentes, según han explicado.
En este sentido, tanto el director del gabinete de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, José Haro, como el coordinador general de la Alcaldía de Madrid, Luis Cueto, y el director de turismo de la Comunidad de Madrid, Carlos Aguacheda, han destacado el "éxito" de la primera edición del Mad Cool tanto por el impacto económico logrado como por su capacidad para atraer visitantes a la región tanto de otros puntos de España como desde el extranjero.
Según Aguacheda, el festival "ha cubierto con sobresaliente o matrícula de honor" la carencia que, a su juicio, tenía la capital en materia de festivales de música como destino turístico, un ámbito en el que, según los representantes del Ayuntamiento de Madrid, desde las administraciones tienen interés por "apuntalar" y desarrollar. "Este elemento nuclear de Madrid, que es el ocio, la música, la cultura, el deporte y la gastronomía es lo que queremos enseñar de Madrid", ha confirmado Cueto.