Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Google, descontento con la propuesta europea para el copyright, pide preservar los principios de enlace y compartición

Google ha mostrado su descontento respecto a la propuesta de la Comisión Europea de conceder a los medios de comunicación un derecho legal que les permita reclamar a plataformas y páginas 'online' compensaciones por compartir fragmentos de los contenidos informativos en sus espacios web, y ha pedido "preservar los principios de enlace, compartición y creatividad, que son aquéllos sobre los que se desarrolla la web".
Así lo ha expresado en un comunicado la vicepresidenta, Políticas Globales de Google, Caroline Atkinson, tras hacerse pública este miércoles 14 de septiembre las propuestas del Ejecutivo comunitario para modernizar la normativa comunitaria sobre propiedad intelectual y 'copyright'.
"Estamos descontentos al ver que incluye una propuesta para un nuevo derecho para los editores de prensa después de que decenas de miles de voces distintas (incluida la nuestra) han reclamado un enfoque diferente. La propuesta parece similar a las leyes fallidas tanto en España como en Alemania y representa un paso atrás para los derechos de autor en Europa", ha asegurado Atkinson.
Para Atkinson, la innovación "va a ser todavía más complicada para cualquiera que escriba, lea o enlace a una noticia, sin mencionar las complicaciones para las múltiples startups que trabajan en Europa en el sector de medios, a la hora de desarrollar un negocio online sostenible".
En este sentido, ha advertido de que la propuesta "podría incluso limitar la posibilidad de Google de mandar tráfico de manera gratuita que pueda ser monetizable, a los medios de noticias, a través de Google News y el buscador". "Después de todo, pagar por mostrar fragmentos de información no es una opción viable para nadie", ha remachado.
Desde el punto de vista de la compañía, "hay otras vías mejores". "La innovación y los acuerdos (no gravámenes o subsidios) son la clave para tener un sector de medios de información exitosos, diversos y sostenibles en Europa, y en Google nos comprometemos a jugar nuestro papel", ha defendido.
En este punto, ha aclarado que la Digital News Initiative , que incluye a más de 160 editores de medios de Europa, ha permitido hacer esto creando tecnología de código abierto (AMP) que facilita a los editores que el tiempo de carga de sus páginas en formato móvil "sea cada vez más rápido, al tiempo que tienen un control total sobre el contenido y las formas de monetización del mismo".
Igualmente, ha destacado que la herramienta de YouTube Content ID gestiona "el 98% de las reclamaciones por derechos de autor que se producen en la plataforma, de manera efectiva". "Desde que se lanzó hemos pagado más de 2.000 millones de dólares a los dueños de derechos de autor", ha apostillado.
Según ha dicho Atkinson, hay que mantener el equilibrio entre que los propietarios de derechos puedan "manejar y obtener ingresos de su trabajo", y que la web pueda "desarrollar su creatividad e innovación". "Hay algunos puntos que reflejan esto en la propuesta y agradecemos que la Comisión demande más transparencia y una mayor compartición de datos entre artistas y propietarios de derechos, un paso importante para crear un mercado de derechos de autor más justo y efectivo", ha detallado.
TECNOLOGÍAS DEL CONTROL DE DERECHOS DE AUTOR
Asimismo, Google también se ha mostrado complacido ante el hecho de que la Comisión reconozca que "las tecnologías para el control y gestión de los derechos de autor, como el Content ID de YouTube, juegan un papel importante contra el uso no autorizado de contenido protegido por derechos".
No obstante, ha insistido en que también "hay puntos" que le preocupan, "ya que la web se basa en la capacidad de los usuarios para compartir textos, imágenes y videos". "Además de recomendar la adopción de herramientas costosas como Content ID, la propuesta de hoy sugiere que las obras que incluyen texto, vídeo, imágenes y muchas otras, deben ser filtradas por los servicios online", ha apuntado, al tiempo que ha avisado de que "esto conlleva convertir a Internet en un lugar donde todo debe estar revisado por abogados antes de que llegue a la audiencia".
"Bajo la Directiva Europea de eCommerce, las plataformas no están obligadas a monitorizar proactivamente lo que los usuarios suben, pero deben actuar cuando reciben una notificación por infracción. A través de Content ID, YouTube bloquea o permite obtener ingresos económicos a los propietarios de derechos por el contenido reclamado. Éste es un principio importante, sin el cual muchos servicios de hosting (aquéllos que albergan contenido de terceros) no existirían", ha argumentado Atkinson.
Por todo ello, Atkinson ha afirmado que la propuesta de la Comisión Europea es "un paso más allá en un mejor funcionamiento del mercado para creadores y consumidores en Europa, pero no ha conseguido el equilibrio adecuado".