Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno niega la cesión de la Dama de Elche a su localidad de origen por "razones históricas" y de "titularidad"

El Gobierno ha negado la cesión, temporal o permanente, de la escultura de la Dama de Elche a la localidad alicantina en la que fue hallada, tal y como había reclamado Compromís en el Senado. El Ejecutivo ha alegado "razones históricas" y ha señalado que la titularidad de la obra es estatal y la pieza está adscrita a la colección estable del Museo Arqueológico Nacional.
A través de una respuesta escrita, Moncloa ha rechazado la petición del senador del partido nacionalista valenciano, Carles Mulet, que apuntaba, en una pregunta registrada en la Cámara Alta, la necesidad de que un "símbolo" para la ciudad de Elche como esta escultura, estuviera expuesta en la localidad.
La Dama fue descubierta en Elche 1897 y vendida a Francia que posteriormente, en 1941, la donó a la dictadura de Franco. Esta la ubicó en el Museo del Prado hasta que en 1965, cuando pasó al Museo Arqueológico Nacional. Para Mulet, "esta diáspora del patrimonio es intolerable" y "el expolio es reprochable".
RAZONES HIRIENTES
Además, el senador ha destacado que la respuesta del Gobierno "hiere", al calificar a la pieza en el texto como "montaje museográfico del Museo Arqueológico Nacional" y al justificar su presencia en Madrid "por razones de índole histórica".
Del mismo modo, el Ejecutivo señala en su respuesta que la Dama de Elche es "una pieza clave dentro del nuevo discurso museográfico del Museo Arqueológico Nacional" y apunta que "su montaje en las salas del museo junto a otras esculturas (Dama de Baza, Gran Dama oferente del Cerro de los Santos) y objetos ibéricos hallados en diversos puntos de la geografía española, la convierten en una pieza de referencia para el museo y para el estudio de la Cultura Ibérica".
Sin embargo Mulet ha indicado que "el Museo Arqueológico Nacional puede explicar el mundo íbero con una réplica" y ha acusado a Moncloa de centralismo, apuntado que Alicante también podría realizar perfectamente "funciones de conservación, documentación, investigación, exhibición y difusión del patrimonio histórico".