Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Giancarlo Espósito: "Okja es muchos pensamientos en una misma película"

"Es la unión de un cuento de hadas, una comedia, una tragedia y un drama", así define Giancarlo Espósito Okja, el nuevo filme de Netflix en el que comparte protagonismo con Tilda Swinton (Lucy y Nancy Mirando) y Jake Gyllenhaal (Dr. Johnny Wilcox), en el que participa como co-protagonista, una película que, tras su ruidoso paso por el Festival de Cannes, llega a la plataforma este miércoles 28 de junio con el ambicioso objetivo de cambiar la visión que tiene la opinión pública de la industria cárnica.
"Son diferentes pensamientos en una misma producción", describe Espósito. "Hay muchas ideas fantásticas que se pueden ver en la película", asegura el intérprete de Frank Dawson, uno de los 'malos' de la película. Okja une dos mundos completamente distintos: el rural coreano, fundado en valores clásicos y austeridad; y la metrópoli americana, industrializada y abarrotada de población.
En la película, la empresa Mirando crea una raza de supercerdos con los que acabar con la escasez de comida. Deciden enviar 26 cerdos a distintos granjeros de distintas procedencias durante 10 años para descubrir el método más efectivo para criarlos. Okja es la supercerda que cuida Mija (Seo-Hyun Ahn) y su abuelo, y que, al ser recogida por Mirando decide oponerse y salir en su salvación. Para Espósito, la película y Bong Joo-Uh, el director, llegan a ser un poco "perversos" por la forma de tratar el tema y mostrarlo al espectador.
Pero le encanta trabajar con Bong Joo-Uh. "Te lleva a otro mundo. Es un tipo alto y amable, como un gran oso, muy inteligente y que te mira a los ojos", explica el actor cuando habla del cineasta surcoreano. "Te permite no solo aparecer en la película 'como actor', sino aportar todo tu espíritu, tu colaboración y tus ideas, para ayudarle a hacer la película", asegura Espósito, quien califica a Joo-Uh como "un director brillante".
Justo esa cualidad del director asiático es la que critica de los americanos. "A veces veo que el director (americano) habla y habla, y yo opino sobre el personaje. Entonces, él me contesta 'lo único que quiero es que aparezcas en la película, que salgas ahí y hagas lo que yo te digo'", cuenta el danés sobre su experiencia en los sets de rodajes de Estados Unidos.
Espósito explicar que, para él, no es lo mismo "leer un guion" que "entender qué quiere decir la película", tanto el cineasta como el actor tienen que conocer la película y es algo que Joo-Uh lo cumple "al milímetro". "Pero al mismo tiempo sigue estando muy abierto a lo que los actores quieran aportar y esto hace que te sientas como parte de algo más importante", cuenta Giancarlo Espósito con una sonrisa de oreja a oreja. "Por eso me encanta Bong", sentencia intérprete.
El FLA (Frente de Liberación Animal) es un grupo animalista en Okja que trata de ayudar a Mija a recuperar a su mejor amiga de manera pacífica y sin afectar a nadie. Justo esta organización es la protagonista de la escena post-créditos de la película (no habrá spoilers), una práctica cada vez más habitual en los universos cinematográficos, como el de Marvel Studios o Transformers, y a la que Netflix se ha acogido en esta cinta.
Y la duda sobre una posible secuela era obvia... excepto para Giancarlo Espósito. "No creo que el director esté interesado en una secuela", dijo tajantemente el actor, sin dejar ningún lugar a dudas. "Creo que al hacer esta película, él sabe que es suficiente y ya logra aunar muchas cosas en un mismo proyecto", sentencia Espósito.
El actor también comparte su opinión sobre lo ocurrido en el Festival de Cannes y las declaraciones de Almodóvar, su 'veto' hacia las nuevas plataformas. "Yo también soy cineasta y acabo de dirigir mi segunda película, The Show (...) y yo también quiero que mi película esté en la gran pantalla", explica Espósito. Pero cree que el pensamiento de Almodóvar es "asustadizo" y "protector", ya que va en contra del futuro.
"Yo lo adoro (a Almodóvar), pero el hecho es que vemos películas en nuestros salones, en los cines, en nuestras pantallas e incluso la acabaremos viendo en los muros de los edificios de Madrid. Podremos ver películas en cualquier sitio y como queramos verlas, eso es imparable", opina Espósito, aunque piensa que "el cine no desaparecerá, a la gente le gusta y sobrevivirá".
Respecto a la plataforma de Netflix, Espósito cree que "ha permitido y ha marcado el camino, y ha dado a los consumidores lo que ellos quieren. Incluso Almodóvar tiene una televisión en su casa".