Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gavin Rossdale lamenta la separación de la madre de sus hijos, Gwen Stefani

Gavin Rossdaley Gwen Stefani finiquitaron su matrimonio en 2015, pero el rockero sigue pensando que su exmujer es "increíble". El músico de 51 años ha concedido una entrevista a la revista Fabulous en la que habla de la ruptura de su relación sentimental tras 13 años de casados y admite que lo último que deseaba era divorciarse. "El divorcio era completamente opuesto a lo que yo quería. Realmente no* pero aquí estamos. Aparte de la muerte, creo que el divorcio es una de las cosas más difíciles y dolorosas por las que puede pasar una persona", comentó el músico británico.
El jurado de The Voice UK añade que hubo muchas cosas buenas que nacieron de su relación, pero que hay muchas otras que hubiera hecho diferente. Aunque no especifica puede que se refiera al affaire con la niñera de sus hijos que acabó con su matrimonio. "No puedes no tener remordimientos y ser humano al mismo tiempo", relató. "Estuvimos 20 años juntos y eso en sí es bastante increíble. Es toda una vida. Sigo pensando que es increíble. Fueron 20 años hermosos y tenemos tres hijos increíbles. Había un montón de cosas positivas y con el tiempo serán cada vez más obvios", señaló.
El líder de Bush y la excomponente de No Doubt siguen comprometidos en la educación y cuidado de Kingston (10), Zuma (8) y Apolo (2). "Lo único bueno -porque todo lo demás no es bueno - es que nos preocupamos por los niños y se trata de ellos. Así que hacemos todo lo posible para que esta vida sea lo más perfecta posible", puntualizó.
Sentimientos de fracaso compartidos por su expareja. Stefani, que sale con Blake Shelton, su compañero en The Voice USA, también definió la ruptura como un "fracaso". "Tuve que trabajar muy duro en el matrimonio, todo el tiempo, como todo el mundo, pero el nuestro fue muy difícil, cuando añades que somos de países diferentes, ambos estamos en la música y somos celebridades. El matrimonio era lo único en lo que no quería fallar", subrayó la cantante.