Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fundación ONCE y Ciudades Patrimonio de la Humanidad desarrollarán un programa de accesibilidad universal a la cultura

Fundación ONCE y el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad (GCPH) han firmado un convenio para desarrollar un programa de accesibilidad universal que promueva la inclusión social de las personas con discapacidad, a través del cual se comprometen a adoptar medidas para garantizar el acceso y disfrute del patrimonio cultural que las quince ciudades atesoran como Patrimonio de la Humanidad, según han informado los impulsores de esta iniciativa.
Para llevarlo a cabo, contarán con el asesoramiento técnico de Fundación ONCE en proyectos de accesibilidad, principalmente en el ámbito patrimonial y turístico, que incluirá actividades de formación en temas de accesibilidad al personal del GCPH y la realización de jornadas de trabajo.
Gracias a este acuerdo, ambas organizaciones cooperarán para la sensibilización social y empresarial respecto a aquellas cuestiones que afecten a las personas con discapacidad, e impulsarán la contratación de este colectivo y valorarán la accesibilidad en instalaciones, productos y servicios a la hora de conceder ayudas o subvenciones.
Durante la firma del convenio, la presidenta del GCPH, Elena Nevado, ha destacado que formalizan una alianza que permitirá "desarrollar nuevas actividades" de la mano de "una entidad de referencia en el campo de las discapacidades", lo que permitirá que las personas con "algún tipo de discapacidad" tengan un "mejor acceso" al Patrimonio Mundial.
Por su parte, el director general de Fundación ONCE, José Luis Martínez Donoso, ha puesto de relieve el "impacto que tienen las personas con discapacidad en el sector turístico".
"Los turistas con discapacidad se gastan un 30% más que los turistas sin necesidades especiales. Además, las mejoras en accesibilidad universal no sólo benefician a las personas que visitan estas ciudades, sino a los propios ciudadanos", ha precisado Martínez Donoso.
Una Comisión de Seguimiento formada por cuatro miembros, dos por cada organización, velará por el cumplimiento del convenio y resolverá las posibles divergencias que puedan surgir en la interpretación de sus términos. Igualmente, la comisión se encargará de definir las acciones concretas a desarrollar, así como los plazos de ejecución.
El acuerdo, que tendrá una vigencia de dos años, podrá prorrogarse por acuerdo expreso de ambas partes, que se han comprometido a difundir regularmente las acciones y vías de colaboración que se vayan produciendo en el desarrollo y ejecución del mismo.
Como primer programa, está previsto que en el primer trimestre de 2018 se lleven a cabo unas jornadas en Cuenca, en colaboración con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, con el objetivo de formar, divulgar y concienciar en materia de accesibilidad del patrimonio.
Además, se expondrán ejemplos de buenas prácticas que estén desarrollando diferentes entidades y se dará participación a las asociaciones de personas con discapacidad de la ciudad anfitriona.
Por último, Nevado ha recordado que el GCPH ha desarrollado desde 2008 programas en materia de accesibilidad en el ámbito turístico y patrimonial. "Proyectos conjuntos de las quince ciudades que fortalecen y enriquecen nuestra oferta turística, al permitirnos abrirla y ofrecerla en igualdad de condiciones para todos, para que las personas con discapacidad puedan ejercer su derecho a conocerlas", ha concluido.