Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fundación Casa Natal da testimonio de la mirada del poeta Josep Palau a Picasso a través de material inédito

La Fundación Picasso Casa Natal ha presentado este miércoles la muestra 'Palau mira a Picasso', una exposición que repasa la relación entre el poeta y el pintor, en la que incluye piezas inéditas y la primera pintura del artista malagueño. Entre otros, podrán verse documentos, fotografías y otros materiales que revelan la amistad entre ambos.
Así lo han presentado el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, junto a la edil de Cultura, Gemma del Corral; la directora de la Fundación Palau, María Cholla; el director de la Fundación Picasso, Museo Casa Natal, José María Luna, y el comisario de la muestra, Víctor Fernández.
La exposición podrá verse hasta el 8 de octubre. La estrecha amistad entre el poeta y dramaturgo catalán Josep Palau i Fabre (1917-2008) y Pablo Ruiz Picasso ha dejado para la historia momentos únicos e íntimos de la vida y obra del pintor malagueño.
Así, estos momentos compartidos quedan inmortalizados en esta exposición, que reúne más de un centenar de piezas del archivo personal de Palau, compuesta por una selección de fotografías, documentos y trabajos del propio pintor.
El comisario de la muestra, en rueda de prensa, ha incidido en que a través de la muestra, que es "una cata del archivo de los fondos del propio Palau que fue creando para el estudio de Picasso", se puede, por un lado, ver "la obsesión" de Palau por "documentarlo todo, por pisar por donde lo hacia Picasso", incluso, por aclarar dónde estaba el taller del artista malagueño.
"Esa obsesión le hace ir a todas partes con sus notas y una cámara, por lo que lo fotografía todo", aunque ha explicado que no son "de un profesional, sino de alguien que quiere documentar y utiliza esas fotos para sus libros y estudios". Así, recorre diversos lugares.
De igual modo, en la muestra recoge fotografías que él le hace a Picasso. "En esta obsesión por documentar todo lo que hace Picasso, éste le dice que sí a que saque la cámara y a cualquier momento le hace una foto", ha detallado el comisario. Por otro lado, en los documentos se ven los materiales de Palau, en el que se encuentran, entre otros, un cuestionario que le hace al artista malagueño.
"Nosotros intentamos con la muestra enseñar como Palau miraba a Picasso; pero no lo mira como un estudioso científico anglosajón, sino que tiene ojos de poeta, lo que le hace que se mueva por intuiciones que el propio Picasso considera acertadas", ha dicho, al tiempo que ha señalado que "nos gusta mostrar también la influencia de Palau que tiene y de mirada en otros artistas".
Fernández ha asegurado que la muestra aporta, entre otros, documentar los lugares, como el taller, a través de una precisión "de cirujano". "Muchos de los escenarios que fotografía han desaparecido o cambiado con el paso del tiempo; tiene esa aportación documental", ha defendido.
PIEZAS
En concreto, una de las piezas más esperadas es el cuadro 'Vista del puerto de Málaga', considerada como la primera obra artística de Picasso. Según se recoge en diversas biografías del artista, "el primer óleo que se conoce de Pablo pudo ser pintado hacia 1888: 'Vista del puerto de Málaga', versión de la copia que hizo su padre en 1887 del óleo original de Emilio Ocón y Rivas (fechado en 1878). Parece ser, según cuenta Maya Picasso, que lo pintó de memoria --el cuadro del padre estaba en el salón--, a la luz de una pequeña vela, escondido debajo de la cama de su hermana Lola, que le había suministrado pintura rascada de la paleta de don José".
Además de esta pintura, la exposición saca a la luz parte del archivo del poeta, con una selección de sus fotografías. Son imágenes, en su mayoría inéditas, en las que retrata a Picasso, pero también aquellos lugares y personas relacionados con la biografía del artista.
Han detallado que, gracias a esta labor documental, también se puede conocer la faceta de fotógrafo del dramaturgo catalán. Con su cámara retrató tanto al pintor como los principales decorados que conforman la cartografía del autor de 'Las señoritas de Aviñón', además de obras y personajes, una fascinación que Palau mantuvo viva hasta el final de su vida.
Durante el recorrido por la exposición, el visitante podrá conocer los escenarios relacionados con el pintor en Málaga, La Coruña, Barcelona, Madrid, Horta de Sant Joan o Gósol, así como en Francia, Italia y Holanda. Mención aparte la merecen las imágenes tomadas el 22 de abril de 1964 visitando a Picasso.
A ello se le suman documentos con un valor especial, como son las dedicatorias y retratos hechos por Picasso a Palau, así como las anotaciones manuscritas del malagueño, como la que hizo para certificar el primer cuadro que pintó siendo niño, la pintura 'Vista del puerto de Málaga'.
Junto con estas piezas, la exposición también acoge un cenicero realizado por Picasso, además de los apuntes que hizo para el escritor de su estudio en el Bateau-Lavoir, el taller parisino donde nació el cubismo.
De igual modo, en la muestra se pueden ver los trabajos que realizaron los artistas Antoni Tàpies, Luis Gordillo, Antoni Llena, Antoni Muntadas, Carlos Pazos, Perejaume y Joan Fontcuberta a partir de una fotografía tomada por el poeta al pintor malagueño.
En la exposición se pueden encontrar fotografías hechas por Josep Palau i Fabre, entre ellas Picasso y Jacqueline y los lugares picassianos; asimismo también se puede contemplar obras de Picasso dedicadas a Palau; retratos de amigos de Picasso --André Salmon, Matrimonio Zervos, Antonin Artaud--; y, por último, después de Picasso con el entierro del artista y homenajes a Palau i Fabre sobre una foto de Picasso.
La directora de la Fundación Palau, María Cholla, ha relatado la historia del poeta Josep Palau y cómo llega a conocer a Picasso, "testimonio de la relación que tuvo con el artista malagueño". "Palau consigue la confianza de Picasso, y a través de sus preguntas entiende que detrás hay alguien con un interés real y profundo de conocer su vida y obra, de conocer detalles".
Ha relatado como, incluso, Maya Picasso, ya afirmó que "Palau es el Sherlock Holmes de Picasso o un sabueso del artista malagueño, por el trabajo concienzudo que hace al estudiar su obra y vida".
El alcalde de Málaga, por su parte, ha valorado que la Fundación Casa Natal, además de tener "una colección interesante", en sus salas "ha ido ofreciendo a la ciudad temas relacionados con Picasso o obra picassiana".
De la Torre también ha aludido a la diferencia de edad entre Picasso y Palau, de unos 30 años, que deja ver "a un hombre que admira" al artista malagueño.
"Hay una cierta emotividad en esta exposición, porque se acerca a la Casa Natal la obra de una persona que estudia y conoce a Picasso", ha valorado, al tiempo que ha asegurado que "es un homenaje, por parte de nosotros, de la Casa Natal, a la figura de Palau, que se dedicó, no sólo, pero muy esencialmente, a conocer en profundidad la figura de Picasso y establecer una relación con él".
JOSEP PALAU I FABRE
Además de poeta, dramaturgo, traductor y ensayista, Palau es conocido como una de las principales autoridades en los estudios picassianos, con una extensa bibliografía que todavía hoy sigue siendo considerada como fundamental para conocer al genio malagueño. A diferencia de otros investigadores, el escritor catalán contó con el apoyo del mismo Pablo Picasso que lo ayudó proporcionándole numerosos datos y documentación sobre su vida y su obra.
Coincidiendo con el centenario del nacimiento de Josep Palau i Fabre, y en colaboración con la Fundació Palau de Caldes d'Estrac, que acogerá esta muestra a partir de octubre, se ha articulado esta exposición que celebra la amistad entre el escritor catalán y el artista malagueño. Palau fue uno de los autores que mejor supo observar la vida y la obra de Pablo Picasso.