Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fernando Aramburu recibe el Premio Internacional de Periodismo: "Los hechos sangrientos de mi tierra natal me reclaman"

Fernando Aramburu ha recibido este viernes 2 de junio el Premio Internacional de Periodismo al autor que "haya destacado" por su defensa de los valores humanos, un galardón que cada año entrega el Club Internacional de Prensa y que en esta ocasión ha recaído en el autor de la novela 'Patria' (Tusquets) sobre los años más duros de ETA en el País Vasco.
Aramburu ha admitido recibir con "agradecimiento y alegría" este galardón, justificando su decisión de escribir sobre este periodo debido a que "los hechos sangrientos" de su tierra natal le "reclaman continuamente". "No tengo empacho en posicionarme cerca de las víctimas del terrorismo, aunque en el libro me expreso mediante un discurso literario y ofrece muchas facetas", ha añadido.
"Me crié en el País Vasco y me ha tocado ver de cerca cómo una organización armada apoyada por parte de la población limitaba las libertades, en especial la de expresión y el derecho a la vida, que me parece intocable. He intentado hacer una aportación a todos estos valores", ha incidido.
Para el autor, 'Patria' ha tenido que "romper prejuicios" entre los que "no querían leer nada sobre ETA" o los que pensaban que "tomaba un punto de vista determinado", logrando un reconocimiento inesperado, si bien también alguna crítica negativa.
"Que algunas personas me retiren el saludo no es algo que me preocupe. De hecho, algunos ni se quieren sentar conmigo, pero hay críticas que me honran e incluso me preocuparía que desde diversos medios me halagasen", ha indicado.
En este sentido, ha aludido tras una pregunta sobre el aniversario del Guernica a una "crítica recurrente" que ha recibido 'Patria', la de que está escrita por alguien que no vive en el País Vasco --Aramburu tiene su residencia en Alemania--. "Como Picasso cuando pintó su cuadro, no necesitó ir a Guernica para ver las casas destruidas", ha defendido.
"Deberíamos aprender de la horrorosa Historia del siglo XX, por ejemplo lo de Guernica es una herida que está ahí pero no siento ninguna necesidad de echar cosas a la cara. Tengo una vinculación muy serena con la Historia, leo mucho pero no me posiciono, porque me parece ridículo adscribirse a un bando cuando no has estado presente", ha lamentado.
'Patria' se ha convertido en un fenómeno editorial y ya desde la primera semana de la Feria del Libro de Madrid ha convertido a su autor en uno de los más solicitados para firmar ejemplares, algo a lo que todavía no se ha acostumbrado. "Por primera vez en mi vida, la gente me reconoce en el tren o en una cafetería", ha señalado con humor.
Así, la novela --que salió con una tirada inicial de 20.000 ejemplares, algo "muy elevado" para las cifras a las que estaba "acostumbrado"-- ha trascendido su valor literario para, a juicio del autor, convertirse en "un tema de conversación, un fenómeno sociológico o una reflexión sobre la Historia reciente".
EL TUTEO A MÉNDEZ DE VIGO
El escritor vasco ha afirmado "no estar al corriente de resultados comerciales", pero reconociendo que este trabajo ha servido de impulso a otras de sus novelas. Además, ha tenido respaldo de los políticos, puesto que mientras Rajoy recomendó la propia 'Patria', el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, ha sido prescriptor de una novela anterior, 'Viaje con Clara por Alemania'.
"Al ministro le tuteo porque le conocí en 2016 en un congreso en Puerto Rico cuando vino a elogiar un libro mío y yo no fui capaz de reconocerlo. Me alegra que un ministro vaya recomendando un libro mío, sobre todo el único en el que hablo de mi país de residencia", ha celebrado.
'PATRIA' VUELA A NUEVE PAÍSES
'Patria' ya se está traduciendo para otros nueve países y el primer desembarco será en Italia, pero también pasará por Alemania, el país que acoger al escritor. "Lo último que podría hacer es quejarme de haber tenido suerte. El éxito tiene otros matices que no se pueden trivializar, como cuando recibes mensajes emocionantes de alguien que vivió de cerca esa violencia o que no puede contener las lágrimas", ha apuntado.
El premio concedido a Aramburu en la categoría de 'Autor' ha sido concedido por "haber concitado con su obra literaria un interés generalizado por uno de los episodios más crudos y controvertidos de la realidad contemporánea".