Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Emma Suárez y Eduard Fernández, IX Premis Gaudí a Mejores Protagonistas

Isona Passola: "Queremos más dinero para la ficción en catalán"
Los actores Emma Suárez y Eduard Fernández han ganado la noche de este domingo los IX Premis Gaudí a Mejor Protagonista Femenino y Masculino por sus papeles en las películas 'La propera pell' y 'El hombre de las mil caras', respectivamente.
"Para mí lo más bonito de esta noche es volver a encontrarnos con el equipo", ha dicha Suárez al recibir el premio, mientras que Fernández también ha dedicado su premio un equipo, sobre todo de andaluces con gran capacidad de trabajo, ha remarcado.
En la categoría de Mejor Montaje, ha conquistado el premio 'Un monstruo viene a verme', de Juan Antonio Bayona, gracias al trabajo de Jaume Martí y Bernat Vilaplana; y también para esta cinta ha sido el reconocimiento a Mejor Dirección de Producción -para Sandra Hermida--.
La Acadèmia ha votado como Mejor Película Europea 'Elle', dirigida por Paul Verhoeven y escrita por David Birke, mientras que la única candidata a ganar como Mejor Película de Animación, 'Ozzy', de Alberto Rodríguez y Nacho La Casa, ha sido reconocida con el premio, lo que a juicio de sus autores "demuestra lo difícil que es hacer una película de animación".
'TIMECODE' Y 'ALACALDESSA'
El Mejor Cortometraje ha recaído en la producción nominada a los Premios Oscar a Mejor Cortometraje de Ficción 'Timecode', de Juanjo Giménez -que ha celebrado recibir un premio en casa y la posibilidad de traer otro de Estados Unidos "si aquel señor" le deja entrar, en referencia a Donald Trump--.
La Mejor Película Documental ha sido 'Alcaldessa', de Pau Faus, sobre el ascenso de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y cuyos responsables han dedicado a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) porque es "donde empezó todo".
La presidenta de la Acadèmia, Isona Passola, ha celebrado que las autoridades asisten año a año a los Gaudí porque saben la importancia del cine en la cultura de cualquier país: "Y un país no existe si no tiene un audiovisual potente".
Para este 2017, la Acadèmia se ha propuesto pedir más dinero para las producciones catalanas, que, a su juicio, cuentan con mucho talento y poco presupuesto: "No rodamos en catalán. Leemos, escuchamos música y vemos teatro en catalán, pero no podemos ver cine en catalán. ¿Qué hemos hecho mal?".
Ha reivindicado que los directores y productores quieren rodar en cualquier lengua, pero también en la suya, y ha detallado que el público de cine catalán ha caído del 8% al 1% en un año: "Hay que hacer los deberes para que el próximo año haya muchas películas en catalán".
"Pedimos más dinero para la ficción catalana, para la televisión catalana", ha dicho la presidenta de la Acadèmia, refiriéndose a Televisió de Catalunya como motor de la industria audiovisual catalana y de la normalización lingüística, señalando directamente al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, así como al conseller de Cultura, Santi Vila, a la hora de financiar rodajes en este idioma.
GAUDÍ D'HONOR REIVINDICATIVO
Durante la gala se ha concedido el Gaudí de Honor-Miquel Porter al actor Josep Maria Pou, quien ha añadido la nota reivindicativa a una gala sin quejas, y ha lamentado que el sector atraviesa momentos en los que no hay trabajo suficiente: "El talento y el trabajo que necesitamos tienen un amigo terrible: la complacencia".
Pou ha criticado: "He oído últimamente que, pese a los recortes y falta de presupuesto, y pese a tanta precariedad, somos tan cojonudos que hacemos un cine fantástico. ¡Mentira! Somos capaces de hacerlo mejor".
El veterano actor ha dicho que hay que exigir trabajar en las condiciones necesarias y los medios adecuados: "Somos profesionales, no aficionados voluntaristas. Este oficio es nuestra forma de ser y nuestra forma de vivir y hay que poder hacerlo con dignidad".
Antes de recibir una ovación, ha alertado: "Cuidado con la complacencia, el deleite y la benevolencia y cuidado con mirarnos demasiado al ombligo".